LA VIDA Y EL CARBÓN EN LOS BOSQUES DE ALTURA

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 5 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

Paraíso y El Guarco  tienen pobladores en las tierras altas del Sur de Cartago, Alexander Bonilla hace un análisis de la forma histórica de subsistencia en esas tierras y las posibilidades para su futuro desarrollo.


LA VIDA Y EL CARBÓN EN LOS BOSQUES DE ALTURA

Por. Alexander Bonilla D. 

Si bien es cierto los bosques de altura  dieron paso a muchas fincas y a la extracción de carbón, hay que decir que la vida ahí es  sumamente dura. Si ahora es difícil para la gente que vive por el Cerro de la Muerte, imagínese  como debió haber sido  cuando no había caminos ni electricidad. En esos tiempos la forma de sobrevivir  de esos valientes colonizadores, hombres  ,mujeres y niños, era la producción y venta de carbón. En las carboneras trabajaban todos. Entre barriales ,la niebla y el frío, los  caballos sacaban los sacos de carbón.

Según Adelaida Chaverri y Wilbert Jiménez , la principal actividad de los años 50 ´s   en la zona del Cerro de la Muerte era la fabricación de carbón a partir de los robles o encinos. También sacaban durmientes  de madera para el ferrocarril y hasta vendían madera   para las construcciones de muchos lugares del país. En esos años la deforestación alcanzó niveles alarmantes.

Hasta l980 en estas zonas de altura la producción de carbón generaba entre el 22 y 52% de los ingresos de la población. Hoy día  la actividad se ha reducido debido a la falta de materia prima( los árboles). Otra actividad importante en las alturas  de Talamanca es la  recolección de moras, la cual en la actualidad es más remunerativa que el carbón. La cosecha de lana  en época navideña y para canastas ornamentales también ayuda a subsistir a la gente. Otros trabajos adicionales son la producción de leche, la producción de flores y el cultivo de ciertas frutas como manzanas ,duraznos, melocotones,la granadilla y hortalizas. La reforestación con ciprés y jaul , y algunos proyectos de turismo ecológico  están ayudando a subsistir a los pobladores de estas tierras de alturas.

La vida en la tierras altas  tiene sus limitantes. Uno de ellos es  la condición climática(baja temperatura, mucha nubosidad, lluvia abundante).Además ahí las tierras son muy quebradas, los suelos son poco aptos para la agricultura intensiva, y han sido sobreutilizados con pastos. La infraestructura productiva es limitada, los caminos son malos o inexistentes, la población está dispersa, hay desconfianza de las población en los agentes externos oficiales y no oficiales, no hay fuentes de empleo, y se dan pocas alternativas productivas viables  (Chaverri y Jiménez).

Ante este panorama  la gente de la alturas se va a las ciudades  o los jóvenes se trasladan diariamente a trabajar a zonas industriales como el Parque Industrial de Cartago. Incluso se da que familias enteras se desplazan a coger café por 2-3 meses al año. Otra situación  que según los investigadores ha afectado a la zona  y ha sido un factor de expulsión de la población, es la creación de parques nacionales y reservas.

 Recordemos que desde l945 se estableció en la zona de los robledales un parque nacional; luego se establece la reserva forestal de río Macho y los Santos. Después se establecen los parque nacionales de
Chirripó, Tapantí,La Amistad. Con esas declaratorias muchas pequeñas fincas se vieron afectadas y se puso mayores restricciones a la actividad agrícola, ganadera o forestal a las tierras de altura.

Sin embargo, a pesar de todas esas dificultades  todavía vive mucha gente en esas tierras de altura. Aún viven con esperanzas e ilusiones. Hoy desean integrar sus actividades económicas y productivas con  políticas de conservación y sostenibilidad.

Entonces ¿ qué opciones  de desarrollo se tienen para las tierras altas ?. Chaverri y Jiménez dicen que las actividades productivas a pequeña   o mediana escala  pueden darse, si se resuelven limitaciones como la de los caminos, el transporte, la comercialización de productos, y a la par se dan apoyos financieros y de capacitación en procesos productivos. Es importante contribuir con la industrialización de productos, en la reforestación, el ecoturismo, y en el manejo del bosque natural. Principalmente el ecoturismo y el turismo agro ecológico   se ven como opciones prometedoras. La pesca de truchas, el observar quetzales, o la compra de manzanas o fresas, ha permitido que surjan restaurantes, pequeños hoteles, servicios de guías, venta de souvenirs. Paralelo a ello los dueños de las tierras altas podrían aprovechar los incentivos  de los servicios ambientales  por la protección y manejo de bosques( secuestro de carbono).

En fin los habitantes de las tierras altas merecen  una buena planificación  y una estrategia para desarrollar esas tierras, pues  ellos también son parte de Costa Rica.

Si la gente de Monteverde , que es una tierra alta ha logrado un desarrollo en armonía con la naturaleza, porqué esta zona  cercana al Cerro de la Muerte no lo  puede lograr también ?.

Foto Bosques altos de Purisil tomada en Mirador Ecológico Monte Sky Reserva privada para la educación ambiental y el turismo / cortesía de Billy Montero

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (1 posted)

  • Posted by Elena, 04 October, 2009
    ¡Claro que la merecen! Y creo que se puede apostar por el turismo, la indsutria sin chimenea que se puede explotar en armonía con el ambiente. En el CUC se preparan muchos muchachos en ese ámbito y pienso que podría haber hasta acuerdos de colaboración para enviar practicantes a la zona u ofrecer talleres de capacitación a pequeños empresarios que se abran paso en el negocio de la hotelería rural y ofrezcan servicios como los que usted menciona (caminatas para observar la naturaleza o incluso fincas en las que el visitante tenga contacto directo educativo y entretenido con animales de granja).
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com