DE TURRIALBA A SIQUIRRES POR LA LÍNEA DEL TREN

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 15 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

En mis lecturas y búsquedas por el extenso mundo de Internet me encontré con un interesante texto, su autor es Guillermo Durán nacido en Cartago cantón de Turrialba y actualmente viviendo en San Francisco California y compartiendo sus “cuenTicos” de su añorada Costa Rica.

Contacté a Guillermo gracias a la magia del “imeil” consultándole si él podía compartir con este medio su crónica de un viaje a pie por la vieja línea del tren entre Turrialba y Siquirres. 

La respuesta de Guillermo: “Hola Esteban le agradezco mucho el interés en publicar las fotos y relato en su periódico”.  Así pues vamos al grano con esta tertulia, sírvase un  café, y transpórtese a un viaje gracias al blanco y negro de fotos y letras.

Esta es  una narración que traerá nostalgia a quien lo lea, pueblos fantasmas, un tren que ya no pasa, un línea que aparece y desaparece entre montaña, ríos, selva y olvido.

El cadáver del glorioso ferrocarril de Costa Rica, el tren, que le dio lujo y progreso a este país yace olvidado  donde se le dejó morir.

 

CAMINANDO POR LA HISTORIA:
DE TURRIALBA A SIQUIRRES

POR LA LÍNEA DEL TREN

Por Guillermo Durán


En el año 2004 se nos ocurrió a un amigo y a mi irnos caminando desde Turrialba hasta Siquirres por la antigua línea del ferrocarril a Limón.

Para ese entonces ya el tren tenia 9 años de haberse clausurado y pensamos que la línea no iba a estar en muy malas condiciones como para al menos poderla caminar. Las fechas exactas no las recuerdo, pero si recuerdo que tomamos el bus de San José a Turrialba un sábado a eso de las 5am y estábamos de vuelta en San José el domingo en la noche.

Yo me lleve mi GPS e imprimí las hojas cartográficas con la ruta del tren, para así poder ir revisando la distancia que llevábamos y lo que nos hacia falta.

Echamos en las mochilas mi cámara, cuatro rollos en blanco y negro, una tienda de campaña, unas manzanas, un par de sándwiches que compramos en Turrialba, una olla pequeña, una cocina y un arroz con pollo congelado que había hecho mi mamá.

Comenzamos a caminar desde el centro de Turrialba, el pueblo donde nací.

Apenas salimos de la zona urbana, el charral se apoderó de toda la línea. En ciertas partes teníamos que dejar la línea y caminar por calles para luego brincarnos una cerca y volver a seguir los rieles. Los puentes estaban totalmente abandonados, con durmientes podridos o en algunos casos sin durmientes del todo.

Luego de un par de horas de caminar, el charral comenzó a abrirse poco a poco y se podía notar que los pocos pobladores de esas áreas usaban la antigua línea como camino.

Al pueblo casi fantasma de Peralta llegamos al medio día. Nos llamó muchísimo la atención ese lugar en ruinas: edificios abandonados, casas vacías, y unos cuantos pobladores que se han mantenido recios a abandonar este pueblo que nació y existió gracias al antiguo ferrocarril al Atlántico.

Ahí encontramos una soda y una señora con muy buen gusto nos vendió un casado con carne mientras nos contaba con visible nostalgia las historias de la últimos años del ferrocarril. Le contamos nuestra idea de llegar hasta Siquirres caminando y nos dijo que ella había oído que si era posible, pero que un sector se había dañado mucho luego de las torrenciales lluvias del Huracan Juana, en la decada de los 90s.

Dejamos Peralta pasando por su olvidado cementerio, donde el bosque ya había comenzado a tomar posesión. Unos minutos después llegamos al primer túnel.

Pasar por ese antiguo túnel me trajo a la memoria las clases de estudios sociales del colegio: era casi increíble pensar lo que llegó a significar ese ferrocarril para Costa Rica. Ese túnel había sido hecho mas de un siglo atrás; y sin él, esa línea, y el café que por ahí pasó, nuestro país muy posiblemente sería otro muy diferente.

El túnel marcaba el inicio del llamado "Cañón del Reventazónn", donde el tren corría justo al margen del río, siguiendo con muy poca pendiente sus meandros. Ahí fue donde comenzamos a notar paulatinamente los efectos del olvido y de las lluvias torrenciales que de vez en cuando azotan esas zonas del caribe de Costa Rica.

Derrumbes de tierra y rocas sobre los rieles. Muros de concreto que originalmente protegían al borde del cañón de ser erosionados por el río se veían en pedazos dentro del cauce. Pasamos otro túnel, entrando en una zona donde ya el bosque cruzaba frecuentemente los dos rieles que seguíamos con mucha determinación.

A eso de las 5 de la tarde llegamos a un pueblo abandonado. Un pueblo que fue destruido totalmente hace no mucho tiempo por derrumbes e inundaciones del Reventazón. Casas con las puertas abiertas, zanjas con pequeños riachuelos en medio de las calles, y hasta algunos de los postes del alumbrado público aún iluminando. Una escena distinta a todo lo que habíamos visto anteriormente.

Pensamos acampar justo después del pueblo, pero la escena era tan impresionante, con derrumbes y piedras por todos lados, que decidimos devolvernos un par de kilómetros y acampar en una casa abandonada que habíamos pasado justo antes de llegar al pueblo.

Al día siguiente volvimos a cruzar el pueblo abandonado, que ya con más luz pude tomar algunas fotos. Luego de ese pueblo, que desgraciadamente no recuerdo el nombre, el Cañón del Reventazón era menos profundo pero mas dañado por los derrumbes y la erosión del río.

A eso de las 9am llegamos al tercer túnel. El río se había comido unos 300m de la línea, y esto hacía imposible llegar hasta el túnel desde el lado donde nos encontrábamos. Esta zona, al ser menos quebrada que el sector anterior, esta dedicada a la ganadería. Eran potreros con dispersados toretes y vacas, muy cerca de la zona de Tres Equis de Turrialba, al otro lado del Reventazón. Nos brincamos una cerca y caminamos por el potrero tratando de seguir una ruta lo mas cerca del río, para así poder volver a la línea después del túnel.

En este trayecto del potrero conocimos al cuidador de la finca que cruzábamos. Un señor solitario y bastante gruñón, que nos amenazó con dispararnos por habernos metido en una propiedad privada. Luego de disculparnos, el hombre nos invitó a un café y no paró de hablar en un buen rato. Decía que había sido un error del gobierno haber metido trenes mas pesados de lo que se había planeado en el diseño original del ferrocarril, que debido al tipo de suelo y clima eso ayudó al fácil y rápido deterioro de la línea.

Dejamos atrás al pintoresco personaje caminando por los potreros y sobrepasando el tercer túnel. Eran trayectos donde intermitentemente volvíamos a la línea del tren, zona donde la línea se perdía entre antiguos derrumbes y que con el pasar del tiempo estaban cubiertos por arbustos y vegetación muy densa.

Luego de lidiar por varias horas en un enorme derrumbe casi convertido en bosque, tratando de encontrar la ruta del tren, sin machete y sin tener la intención de bajar hasta la margen del río (debido al empinado talud), encontramos una trocha que comunicaba a un pequeño poblado donde decidimos preguntar por el estado del resto de la línea.

Las respuestas fueron del todo desmotivantes: era imposible seguir por la línea hasta el siguiente pueblo llamado La Florida, donde originalmente se inició la fabrica de hielo, ahora Florida Ice & Farm, empresa dueña de la Cervecería Costa Rica; esto a escasos 10 kilómetros del cruce sobre la autopista Guápiles - Siquirres.

No nos quedó mas que, entre la amabilidad de varios choferes que iban y venían por el camino, irnos de vuelta a Turrialba. Fue una decisión difícil estando tan cerca de nuestra meta, pero por lo menos nos fuimos con la satisfacción de haber hecho mas de la mitad del trayecto.

Visite el Blog de Guillermo Durán http://cuenticos506.blogspot.com/ ,

más fotos en  http://cuenticos506.blogspot.com/2008/08/caminando-por-la-historia-de-turrialba.html

 

 

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (8 posted)

  • Posted by lucrecia, 14 December, 2011
    excelente!! felicitaciones.
  • Posted by Esteban Ramirez B., 31 August, 2011
    Compañero excelente relato y aventura, lo felicito! Me hubiera gustado poder viajar en el tren a limon conocer pueblos y lugares que solo en tren se podia llegar, por ejm el famoso codo del diablo. Antes del cierre de incofer recuerdo cuando el tren pasaba por los molinos de Alajuela era el ferrocarril electrico al pacifico, pasaba a la par del colegio y mis amigos y yo le poniamos monedas de 20 colones, las dejaba lisas, lisas. Ojala que algun dia lo volvieran a rehabilitar en su totalida!! Saludos!!
  • Posted by Luis Guillermo Gonzalez Campos, 27 July, 2010
    En los proximos meses DIOS mediante algunos compañeros de trabajo y yo planeamos recorrer esta ruta junto con un amigo de Turrrialba el cual me comento que ha hecho la ruta completa 4 veces ,segun el es una ruta que a cualquiera se la recomendaría por lo hermoso del paisaje este es un paseo que se puede realizar en un día pero de esa forma es muy cansado por lo cual planeamos hacerla en 3 días para acampar y pescar . La fecha sería el 26 de diciembre de este 2010 despues de esta fecha les hare llegar por este medio toda la informacion recopilada y ya conociendo el camino seria muy posible realizar el viaje de nuevo y si alguien eataría interesado en unirseme en el segundo viaje sera vienvenido para esto aqui les dejo mmi correo luisg34@yahoo.com
  • Posted by LUIS GUILLERMO GONZALEZ CAMPOS, 27 October, 2009
    yo seria una de las primeras personas que abordaria el tren a limon en caso de su reinstalacion ya que hay empresas extranjeras interesadas en reactivar toda la estructura ferroviaria del país a la vez recordaría buenos tiempos cuando viajaba a waleck en siquirres.
  • Posted by Elena, 15 October, 2009
    Excelente... Ojalá el próximo gobierno reinstale el tren... Fue un retroceso quitarlo...
  • Posted by Guillermo Duran, 14 October, 2009
    Muchas gracias a Esteban y a MiCartago por compartir mi pequeña historia. El resto de las fotos de la caminata las pueden ver en este link: http://cuenticos506.blogspot.com/2008/08/caminando-por-la-historia-de-turrialba.html saludos a todos
  • Posted by eugenia, 14 October, 2009
    Que triste verdad?pero se puede si se quiere tener nuestro tren de nuevo el esfuerzo y empeno de todos volveremos a pasar por esos puentes y tuneles y tendremos la oportunidad de llegar al puerto con ese bello paisaje que veiamos antes de llegar ba Limon.Yo si tengo la fe que viajare en tren de nuevo.Gracias don Guillermo por sus "cuenticos" E.Fonseca desde NJ,con mi corazon en TIQUICIA
  • Posted by Ruth Navarro, 14 October, 2009
    Nostalgia,mucha nostalgia sentimos los que vivimos fuera de nuestra amada tiquicia!!! Cuanto podrian disfrutar las nuevas generaciones un glorioso viaje a Limon, a sus carnavales, playas o simplemente a Limon en tren, cuantos ticos jovenes conoceran el cause del Reventazon con sus tubulentas aguas? Ojala algun dia pudiera hacer ese viaje con mis nietos, si los llego a tener!
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com