EN CARTAGO SE SIEMBRA ARROZ

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 31 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

En algunas zonas de la provincia de Cartago se está sembrando arroz mediante un nuevo método, en el proyecto participa la Universidad de Costa Rica UCR.

Pacuare, Tres X, San Joaquín, El Progreso comunidades participantes

 

Productores de arroz turrialbeños reciben capacitación

 

Por Nelson Moya Moya

Periodista Sede del Atlántico / UCR

 

 Capacitación de pequeños y medianos agricultores

 La Sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica, puso en marcha a partir del año 2005, en la zona de Turrialba, el proyecto de acción social “Capacitación de pequeños y medianos agricultores”; uno de los resultados que recientemente se expuso, fue la inducción a los productores de arroz de Pacuare, Tres X, El Progreso y San Joaquín. 

Para la señora Ligia Fallas Rojas quien forma parte de la Asociación de Agricultores de Pacuare y Tres X, los beneficios obtenidos por medio de la capacitación de los funcionarios universitarios ha sido palpable, pues les ha permitido conocer sobre las enfermedades, las variedades y la  fertilización del arroz, la señora Fallas expresó: “Desconocíamos todo sobre la siembra del arroz, pero en abril del año 2008 iniciamos con el proyecto. Ha sido importantísimo el apoyo en cuanto a la protección, la credibilidad en el proyecto, pues nos demuestra que sí sirve. Hemos recibido charlas y prácticas en cuanto al control de malezas, plagas y enfermedades y el uso correcto de abonos; antes la siembra era totalmente orgánica”. 

Sembrando arroz en Cartago

Ya en el campo de siembra, los resultados son cuantiosos, pues una vez aplicados los conocimientos adquiridos por parte de los productores, se ha notado que las plantas son más sanas, la producción mayor y la calidad del producto inmejorable, pues el llenado de la espiga oscila hacia el 90%, lo cual implica qué, según la Asociada: “No haya grano en vano”. 

Los miembros de la Asociación agradecen por medio de su representante el intercambio de conocimiento, lo cual ha permitido la interrelación; “Nosotros en lo práctico y ellos en lo científico”, acotó doña Ligia Fallas. 

Aporte de la academia

 A principios de junio del 2008, se planteó la iniciativa ante la Vicerrectoría de Investigación, la cual fue aprobado y permitió la inserción del Centro para la Investigación en Granos y Semillas, la Estación Experimental Fabio Baudrit, la Sede del Atlántico y del Instituto de Innovación y Transferencia Agropecuaria. 

Los responsables del proyecto son la Master Ana Tapia, el Ing. Álvaro Azofeifa, el Ing. Saúl Brenes y el Ing. Walter Barrantes, todos funcionarios de la Universidad de Costa Rica, y se desarrolla en la Finca Agroecológica Modelo, la cual cuenta con 36 hectáreas para la  experimentación.

El terreno será explotado durante 50 años y se da gracias a un convenio con el Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Instituto Costarricense de Electricidad como parte del manejo de la Cuenca del Reventazón. 

Sobre los alcances y los resultados del proyecto, el Ing. Azofeifa indica que en principio se trata de evaluar diferentes clases de arroz que sean promisorios para la zona de Turrialba; para lo cual se tienen dos objetivos: la siembra de plantas altas, las cuales son recomendadas para el autoconsumo de los productores de la zona; y de plantas bajas para la comercialización, ya que permiten el ingreso de maquinaria en las plantaciones.

31 tipos de variedades de arroz en estudio para sembrar en Turrialba Cartago  

En la actualidad se tienen 31 tipos de variedades en estudio, y  se han realizado cruces que permitirán una variedad adecuada para el autoconsumo y el comercio. Según expreso el Ing. Azofeifa: “Antes de la cosecha se mide la altura de las plantas, los rendimientos, la resistencia, la tolerancia y susceptibilidad a enfermedades e insectos; también, se mide la adaptación a la condición ambiental, su contenido nutricional: proteínas, zinc, hierro. Post cosecha analizamos su rendimiento y calidad molinera, que significa si el arroz el sueltito o pegajoso; la absorción y concentración de nutrimentos en la planta, para poder así recomendar los programas adecuados de fertilización del cultivo”. 

Un día de campo en el cultivo del arroz

Los asistentes a la actividad denominada Un día de campo en el cultivo del arroz, también recibieron información por parte del Ing. Saúl Brenes sobre la interferencia de las malezas en los cultivos y cómo generan bajo rendimiento y baja producción. “No puede haber competencia por la  luz, el  agua y los  nutrientes entre una planta de arroz y una mala hierba. Debe haber un adecuado control de maleza y de fertilización, con el fin de que  el nitrógeno, el fósforo y el potasio sean absorbidos por la planta de arroz sin interferencia de agentes extraños”, expresó el Ing. Brenes. 

Además, se recomendó el uso de semilla certificada, la siembra directa y continua, el uso de medidas preventivas y no ser negligentes en la observación. También, la rotación del cultivo (sembrar otro producto), controlar antes de sembrar, controlar el hábitat de malezas y tener claro que sembrar más semillas no implica que se tendrá una mayor productividad. Otro objetivo expuesto por la Master Ana Tapia: “Es el de compartir resultados del experimento con variedades y de visitas a las diferentes fincas, así como el conversatorio entre los participantes sobre las experiencias en la producción del cultivo de arroz”. 

183 mujeres conforman la asociación que cultiva arroz en Turrialba

Un aspecto relevante es que la asociación está compuesta por 183 miembros y son sólo mujeres, quienes constantemente reciben información que genera la Universidad, con el fin de solicitar recursos de la forma más eficiente a instituciones como el Ministerio de Agricultura y Ganadería, la Dirección Nacional del Desarrollo de la Comunidad, el Consejo Nacional de la Producción y el Instituto de Desarrollo Agrario, las cuales se han comprometido con la construcción de espacios para almacenamiento y la adquisición de maquinaria para procesar arroz. 

Para Tapia, “La receptividad por parte de las y los productores de arroz ha sido todo un acierto; lo que ha permitido realizar procesos en la mejora del cultivo del arroz. Además, la Universidad gana en proyección hacia a comunidad, como uno de sus pilares. También la docencia se ve beneficiada, ya que diversas carreras se pueden involucrar, por ejemplo Dirección de Empresas, Turismo Rural, en fin se genera mucha investigación”. 

La Universidad de Costa Rica es una institución en constante evolución con respecto a temas de investigación, razón por la cual le ha permitido durante su existencia, mantener una comunión con toda la población costarricense. Y este año, en que se celebran los 40 años de presencia en las regiones debe estimular a los funcionarios de esta Casa de Estudios, a mantener esa vanguardia y a fortalecer ese vínculo tan importante que ha logrado mantener con las comunidades tanto de la Meseta Central como las zonas rurales.  

 

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com