VIVENCIAS CON UN PEZ BARBUDO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 9 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

El Río Torres es el límite de los cantones de La Unión y Montes de Oca separando las provincias de Cartago y San José.  Nace puro y limpio en las montañas altas y  a su paso por los pueblos, para  juntarse con el Grande de Tárcoles se va enfermando y contaminándo.  Alexander Bonilla Durán cuenta en forma fabulada la cruda realidad de la vida de un pez barbudo en el Río Torres.

Vivencias con un   pez barbudo

Por.Alexander Bonilla D.

Un pez barbudo que increíblemente ha sobrevivido en el río Torres nos invitó a hacer un recorrido  por su hábitat, hoy destruido por el hombre citadino.

Este barbudo , cansado y agotado , tiene en su cuerpo las marcas de la civilización. Está ciego y lleno de llagas y tumores producto de toda la contaminación que ha recibido en el transcurso de su vida.

 Si lo comparamos con los humanos, su apariencia es como la de un leproso. Su muerte  llegará pronto; pero antes  quiso que conociéramos su mundo acuático, su calvario.

En primer lugar , con su único ojo  que le queda  apenas puede ver entre las espumas y barro que lleva el río. Continuamente tiene que buscar alguna raíz de la hierba o sácate que bordea  el río para aclararse  su ojo lleno de cataratas.

Cuando quisimos salir a ver el sito donde estábamos  , una cocina eléctrica vieja  y herrumbrada  nos pegó en la cabeza.  Luego tuvimos que hacernos  espacio  en un remanso de una curva  del río , para poder alcanzar la orilla.

La pequeña  poza estaba totalmente  llena de botellas plásticas y lastas  de cerveza de firmas muy conocidas. Y como si  eso no fuera poco , la corriente traía broza de café que nos llevó consigo hasta la salida de una tubería de una industria. Ahí nos cayeron  sustancias químicas que nos quemaron el cuerpo.

Al salir soplados , nos recibieron las aguas negras de un residencial de gente rica. Y para cerrar  con broche de oro  nuestro recorrido con el barbudo, cuando íbamos  a salir del río sentimos algo tibio  que nos bañaba... Nos gustó  porque teníamos frío... pero que desgracia, era la orinada de un borracho que desaguaba su cuerpo en el río Torres.

Imagen Pez Enfermo, tomada de educared.org.ar con fines educativos

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (1 posted)

  • Posted by cartao, 31 October, 2009
    amigo esta muyinteresante la idea pero me parece que le falta mas cuerpo, igual el mensaje es muy importante y es bueno ver que aun hay gente que se preocupa x el medio ambiente. gracias y el comentario es ara mejorar.
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com