CENTENARIO DE LA MUERTE DE RAFAEL ÁNGEL TROYO PACHECO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 22 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

El Profesor Guillermo Brenes Tencio rescata la figura de Rafael Ángel Troyo Pacheco, su vida, obra literaria, musical, editorial y su muerte el 4 de mayo de 1910

 

Centenario de la muerte de Rafael Ángel Troyo Pacheco

Por Guillermo Brenes Tencio *                     





Rafael Ángel Troyo Pacheco (Cartago 18 de junio de 1875 – 4 de mayo de 1910) poseía una acomodada posición social, amante de las letras, el arte y la música, bohemio y trotamundos. Nació en el hogar conformado por don José Ramón Rojas Troyo y por doña Dolores. Pacheco Ugalde. De larga cabellera, noble aspecto y elegantemente vestido, con una gran flor en la solapa, Rafael Ángel siempre quiso hacer de la vida una "cosa bella". Cartago modeló su espíritu romántico y soñador. La "Vieja Metrópoli", a los pies del volcán Irazú, rememorada por el literato Ernesto Ortega como "…fría y brumosa…de casas a la usanza española, con ventanales de rejas, de verjas de hierro, hermosos jardines en sus interiores, espaciosos aposentos y corredores amplios y frescos…" Sus habitantes, según relata Mario Sancho Jiménez en sus Memorias, "…aun aquellos que tenían fortuna, vivían casi todos con mucha modestia y sencillez. En lo único que gastaban algunos era en las cosas de la Iglesia". Excepto, los Troyo Pacheco: Rafael Ángel, Juan de Dios, Rogelio y María Lydia, quienes a finales del siglo XIX y los inicios del XX, llenaron la vida social de la pequeña y conventual Cartago, con su distinción, sensibilidad, cuantiosa fortuna y mundana frivolidad.

Rafael Ángel realizó sus primeros estudios en las escuelas de Cartago y luego en el Colegio de San Luis Gonzaga, donde fue aventajado discípulo de los jesuitas Nicolás Cáceres y Luis Javier España. Su dorada posición económica, le permitió viajar por Estados Unidos y Europa.


Ya instalado definitivamente en la antigua capital colonial, paseaba –todas las tardes- en un finísimo caballo importado del Perú. Acostumbraba asistir a las representaciones escénicas del Teatro Nacional, donde fraternizaba y convidaba a la selecta sociedad costarricense a fiestas y veladas lírico – literarias. Su "Chalet", obra del arquitecto Francesco Tenca y decorado por Paolo Serra, era visitado por políticos, músicos, bohemios y artistas, como José Santos Chocano y Rubén Darío.


En otras ocasiones, se reunían el la plácida finca La Troya, donde resaltaba la decoración chinesca y los bosques de bambú. Memorable fue su Champagne Literario, profuso en caviar, bebidas espirituosas, discursos ligeros, música y poesía. La teatralidad, el derroche y la extravagancia de esta fiesta, celebrada a altas horas de la noche, provocó el escándalo y las habladurías de los "tranquilos" y "morigerados" cartagineses.


Su cuantiosa fortuna vino muy a menos, cuenta don Gonzalo Chacón Trejos, "…debido en gran parte a su generosidad alucinada, como lo prueba la tradición".


Troyo murió trágicamente, víctima de una enorme viga desprendida de una de las altas torres neogóticas de la Iglesia de María Auxiliadora, a la que había entrado para escuchar un coro de niños huérfanos, cuando sobrevino el terremoto del 4 de mayo de 1910: el terremoto de Santa Mónica. Tenía 35 años. Le sobrevivieron su esposa, doña Lydia Jurado Acosta –con quien había contraído nupcias en 1903- y sus tres vástagos: René, Virginia y Luz Argentina. El vacío que dejó Troyo, afirmaron sus amigos, los colmó "de honda pesadumbre y de inmenso dolor". Sus restos descansan ad eternum en un bellísimo mausoleo ubicado en el Cementerio General de Cartago.   

          
Prosista, músico y poeta. Rafael Ángel Troyo dejó una producción literaria que apenas empieza a ser valorada y dada a conocer al gran público, aunque durante su vida editó varias obras, tanto en verso como en prosa:

Terracotas (1900), Ortos, Estados de Alma (1903), Corazón Joven (1904), Poemas del Alma (1906), y Topacios (1907).

Los temas de sus obras literarias son representativos de la estética modernista y cosmopolita que se refugiaba en mundos lejanos, exóticos o imaginarios: las glácidas nieves del norte, los blancos azahares, los lirios, los ojos azules, los palacios iluminados, las palomas, las mariposas, el pavo real multicolor y la música de vals.


En cuanto al ámbito musical, Troyo compuso piezas sentimentales como: Mi Princesita, Día de Bodas, Marcha Triunfal y Los Cascabeles.


Sabía tocar el piano y la guitarra con gran habilidad, reconocida en los salones elegantes y de "buen tono". Dirigió varias revistas literarias, como Pinceladas, Revista Nueva y La Musa Americana.


A los cien años de la muerte de Rafael Ángel Troyo, su singular vida y obra esperan una justa revalorización, como uno de los personajes más excelsos de la cultura costarricense (y cartaginesa también), en el ya lejano período de tránsito del siglo XIX al XX.

Por Guillermo Brenes Tencio

* Educador. Miembro del Grupo de Estudios sobre Arte Público en Latinoamérica (Buenos Aires). Autor de diversos artículos publicados en revistas nacionales y extranjeras. gmobrs@hotmail.com

 Foto

Rafael Ángel Troyo Pachecho 1875 - 1910 / Archivo de Guillemo Brenes Tencio para Mi Cartago

Mausoleo donde descansan los restos mortales de Rafael Ángel Troyo, emplazado en el Cementerio General de Cartago / Guillermo Brenes Tencio para Mi Cartago

 

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (6 posted)

  • Posted by Blanca E. Bonilla Hawthorne , 18 July, 2014
    Yo soy hija de un senor cartagines que nacio en 1885. Una familiar de el apellido Bonilla era casada con uno de los Troyo. La familia de mi papa tenia una casita por ahi cerca y mi papa de nino iba a visitar la casa de los Troyo y visitar a Dona Nicolasa Bonilla, la suegra viejita que vivia en el chalet tambien. Cuando yo era nina mi papa me contaba historias sobrre sus visitas al chalet de los Troyo. Las esculturas europeas, las flores de cera importadas de europa para adornar las mesas (no habia plasticos entonces), y demas lujos. Mi papa narraba del origen de la fortuna enorme de los Troyo (lo ultimo que habia era el Banco Troyo, que creo quebro para la crisis financiera de 1929, no estoy segura). Resulta que segun mi papa, sus familiares contaban como el abuelo o bisabuelo de los Troyo era un agricultor, en el area donde ahora es el Guayabo de Turrialba (La finca de los Troyo estaba en Guayabo), y donde hay restos arqueologicos de una civilizacion remota, indigina, y hoy dia ahi o cerca hay un sitio arqueologico reconocido en Costa Rica, donde en las tumbas se han encontrado cascabeles de oro, etc,,de lo que queda. Segun le contaron a mi papa, el Sr. Troyo estaba arando la tierra, pero encontro un lugar donde el arado no penetraba, y tuvo que empezar a escarbar y encontro una laja enorme de piedra, que fue removida y abajo habia un entierro de indios. Segun le contaron a mi papa, habia piezas rituales o artisticas indigenas de puro oro solido: lechuzas, ranas, etc. El Sr. Troyo, despues de un tiempo se fue a Europa y vendio parte de las piezas y segun le contaron a mi papa, ese fue el origen de la fortuna de los Troyo. Mi papa era nieto del padre Juan Andres Bonilla (Album de Figueroa) y por parte de su madre pariente de don Joaquin Bernardo Calvo. El matrimonio y sus hijos probablemente estaban aislados--los Bonilla no querian reconocerlos, los Calvo probablemente sentian que el matrimonio no era ventajoso. Probablemente la puerta de los Troyo estaba abierta al joven mi papa, a visitar a su pariente, dado que era gente cosmopolita y de mentalidad abierta al contacto europeo. Pense que podia contribuir lo que oi de las narraciones de mi papa.
  • Posted by Mitchio Olivier, 04 March, 2014
    Con todo respeto les solicito hacerme la aclaraci?n de los apellidos del padre que por mas que trato de entender no me queda claro si el padre era de apellidos Rojas Troyo y la madre Pacheco Ugalde, seria entonces de apellidos Rojas Pacheco y no Troyo porque el primer apellido es el que cuenta, por favor me lo podr?an aclarar.
  • Posted by Gaston E. Arnesto de Troya y Montero, 23 April, 2012
    maravilloso reportaje , durante algun tiempo trate de encontrar algun libro de mi familiar Don Rafael Angel , sin embargo no he tenido exito aun , excelente reportaje....
  • Posted by guillermo De La Rocha Hidalgo, 25 January, 2012
    Para don marco Troyo, nieto del poeta. Un amigo de Nicaragua desea hacer una presentación de su libro RUBEN DARIO, POETA DE SIEMPRE. Quiere invitar a su presentación, favor darme su email, gracias
  • Posted by marco troyo cordero, 04 January, 2011
    Me interesa la historia de Rafael Angel, ya que es mi abuelo paterno y tengo poca información de su obra intelectual. Estoy recopilando información para publicar sobre su obra como poeta, narrador y escritor
  • Posted by Alvaro Montealegre, 09 April, 2010
    Me intereso en la familia Troyo y su actividad agrícola. Agradecería cualquier información. Alvaro Montealegre M.
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com