¿DE DÓNDE VIENEN LAS PAPAS, LA COLIFLOR Y EL REPOLLO?

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 19 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

¿DE DÓNDE VIENEN LAS PAPAS, LA COLIFLOR Y EL REPOLLO?

Por Patricia Fumero Vargas

Los ticos son felices pues viven con total despreocupación de lo que pasa a su alrededor Según el columnista Nicholas D. Kristof, del periódico estadounidense New York Times , Costa Rica es uno de los países más felices del mundo . Establece que la felicidad proviene de una buena expectativa de vida, inversión en educación, oportunidades para las mujeres (World Economic Forum gender gap index), no tener ejército, el tamaño de la huella ambiental (Environmental Performance Index), maravillosas playas y sus animales. Agregaría que también proviene de la despreocupación y la falta de solidaridad entre los costarricenses.

Estas dos últimas razones permiten que los ticos vivamos con total despreocupación de lo que pasa a nuestro alrededor. Ilustro con un ejemplo. Es de todos conocido lo que pasa en las zonas de impacto del volcán Turrialba. En la feria del agricultor, me sorprendió la forma en que algunos compradores solicitaban rebajas en los precios de los productos de dichas zonas, en especial, porque las coliflores tenían ceniza.

Lo que esas personas no preguntaron, y ni siquiera piensan, es en el drama que en estos momentos viven algunos agricultores. Hablemos de la zona alta de Oreamuno de Cartago, en especial en San Pablo, lugar en el cual muchos de los pequeñísimos productores perdieron parte o toda su cosecha por la ceniza y sus animales están sin alimento al no poder comprar los concentrados. Muchos son los que alimentan a sus familias con metros de cultivo o con el queso que producen de 2 a 5 vacas. La división de tierras en la zona ha sido significativa. Conozco casos en que una familia completa depende de la producción de papas que cultivan en un espacio de 100 metros cuadrados.

Ayuda. ¿Cómo ayudar? Por ahora, se coordina para llevar diarios de alimentos no perecederos y tratar de no pedir rebajas en las ferias, sino más bien privilegiar la compra de productos de esa zona.

Cuando es invierno y llueve, la situación es igual en San Pablo de Oreamuno. Si hay un derrumbe que obstruye la vía, toda la comunidad queda aislada y pierden la venta de una semana, pues son solo 2 ó 3 los vecinos quienes tienen pequeños camiones de carga, y son ellos quienes sacan la cosecha de la comunidad. Obviamente, el MOPT se tarda su rato en responder y los “burócratas” no ven la necesidad de hacer la limpieza de la vía en forma inmediata, ni se preocupan por el drama humano que hay detrás. He visto en invierno caer cataratas de zanahoria, cosechas perdidas o sin poderse llevar al mercado y la subsiguiente angustia de las familias.

El Ministerio de Agricultura debería tomar la iniciativa para proteger a los micro, pequeños y medianos productores. Tal vez, debería crearse alguna agencia o institución que brinde apoyo, no caridad, pues a estos productores no les alcanza para pagar un seguro de cosecha ni para comprar concentrado para sus vaquitas. Pienso en apoyo logístico –en su concepción más amplia– para la producción.

A. Patricia Fumero Vargas, Ph.D.

Directora

Doctorado en Estudios de la Sociedad y la Cultura Universidad de Costa Rica

pfumero@ice.co.cr 

---

 

Foto papa, zanahoria, chile dulce y cebolla / archivo Esteban Leiva para Mi Cartago

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (2 posted)

  • Posted by Johanna Mata, 13 January, 2010
    Me gusto muchísimo su nota tan acertada, referente a que nuestros agricultores no necesitan caridad más bien oportunidades gustas, soy de la opinión que en Cartago todo lo hacemos lento, (y por desgracia Politiquero ejemplo el comentario que me precede). Si un derrumbe pasa con una municipalidad como la de Belén, ya lo limpiarían y no solo eso, eliminarían los posibles hitos de derrumbe, (como hicieron con las inundaciones), y el caso no es compararnos con otras municipalidades ya que nuestra realidad es nuestra cómoda situación de que estamos (como es de moda,) “entre los menos malos”. Y un cambio de cultura es tan difícil, porque se debe aprender desde nuestras casas, a respetar el mal ajeno, a ser solidarios, y no solo eso a ser concientes de nuestros actos y poner en remojo, aquellas situaciones “cómodas” que nos hacen ver como “los más felices del mundo” image
  • Posted by Pablo Rodriguez, 13 January, 2010
    Patricia comparto con usted su articulo, igualmente me preocupa La Despreocupacion y falta de Solidarismo entre los Costarricenses, y mas aun de los y las Cartagineses que somos los que vivimos en esta provincia privilegiada que hoy es asotada por los cambios ambientales, y mas aun la afectacion a nuestros agricultores que dia a dia tienen que lidiar con todas las penurias que no hay solucion... Como Habitante de Oreamuno, y tener mi nombre portulado a la Municipalidad, he estado involucrado en esta preocupacio de buscar mecanismos a una mejor calidad de vida de nuestros agricultores... me preocupa que Oreamuno durante 4 años este estancado por la falta de compromiso de nuestro Alcalde y el Consejo Municipal paralizado por su falta de dinamismo y salir adelante con propuestas al gobierno central y ministerios para darle un camino mas liviano a nuestras comunidades.. Se de las penurias que viven dia a dia nuestros agricultores y esto tenemos que ponerlo a un analisis y buscar soluciones todos juntos con compromiso y solidaridad .. image
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com