MENSAJE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE COSTA RICA ANTE LAS ELECCIONES NACIONALES 2010

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 21 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

MENSAJE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE COSTA RICA ANTE LAS ELECCIONES NACIONALES 2010

Carlos Alberto Oreamuno Toledo

A continuación nos permitimos compartir con cada uno de ustedes estimados lectores, el mensaje de los Obispos de Costa Rica, con ocasión de la elecciones nacionales a realizarse el próximo 7 de febrero del 2010, donde con nuestro voto elegiremos al próximo Presidente y Vicepresidentes de la República, los Diputados que integraran las Asamblea Legislativa y los representantes de nuestra comunidades que regirán los destinos en cada municipalidad y Consejos de Distrito.


Amadísimos costarricenses:

1. El próximo domingo 7 de febrero, los costarricenses hemos sido convocados a elegir a nuestros gobernantes. Ante este acontecimiento cívico, los Obispos, como pastores,   queremos recordar al pueblo católico, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, la obligación moral de participar en la elección de quienes regirán los destinos de nuestra querida Nación.
 
2.  En nuestra Exhortación Pastoral “Caminos hacia una auténtica democracia”,  afirmamos que la política es una noble actividad, cuando la misma  se orienta por los caminos de la justicia, del respeto de la vida humana, del matrimonio, de la familia, de la libertad religiosa y  de la búsqueda del bien común.

3. Tenemos todavía la oportunidad de discernir, con la ayuda del Señor, sin apasionamientos, haciendo uso de la recta razón y en búsqueda de lo mejor para nuestra Patria, sobre cuál de los (as) candidatos (as), nos ofrece un plan realista  para el desarrollo integral de la República, o  “Proyecto País”. 
 
4. Como nos recuerda el Papa Benedicto XVI: “El orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política.” [1] Son muchos los problemas que atentan contra este orden y que preocupan en la actualidad a nuestro pueblo: las grandes diferencias regionales, la inseguridad ciudadana y la violencia social, el irrespeto a la vida humana, la pobreza persistente, la inestabilidad del núcleo familiar, la brecha en la educación, la desigualdad económica, el desempleo,  la corrupción, el narcotráfico, el daño al medio ambiente, la debilidad e insuficiencia de algunas instituciones del Estado, la inestabilidad jurídica,  el desorden moral y relativismo ético, entre otros temas, que precisan de soluciones claras y  propuestas realistas, justas y dentro de un marco ético. Este es el momento oportuno para que los partidos políticos  dediquen un amplio espacio en su campaña para atraer el voto electoral, para exponer, en un lenguaje  asequible al pueblo, cuáles son sus propuestas concretas para responder a los problemas mencionados, que afectan seriamente a los costarricenses
 

5. Les recordamos a los ciudadanos que confiesan la fe en Cristo, en especial a los cristianos católicos, que nuestra identidad de discípulos no es un dato marginal que se diluye en el ejercicio de la ciudadanía, si no que la fe cristiana tiene implicaciones ineludibles en el terreno de la moral política y en la vida pública.
 
6.  Exhortamos a todas las   personas de buena voluntad  a analizar, con anterioridad,  y discernir atentamente, a la luz de la razón y la ética,  los contenidos de los distintos programas de gobierno, eso les permitirá dar su voto razonado y responsable.
 
7.  "El desarrollo necesita cristianos con los brazos levantados hacia Dios en oración” [2]. Pidamos a  Dios el don de la sabiduría divina para  nuestros futuros gobernantes, con las palabras del  rey Salomón: “Concede, pues, a su siervo un corazón que entienda para juzgar a tu pueblo, para discernir entre el bien y el mal,”  [3].

8. En este momento importante de nuestra historia, invitamos a todo el Pueblo de Dios a invocar el auxilio del Señor y la protección maternal de la Negrita de los Ángeles, para que  una vez más sintamos su presencia intercesora  y nos lleve al  fortalecimiento de nuestra democracia, en paz, justicia y libertad.

Unidos en oración ferviente por nuestra querida Patria, los Obispos de Costa Rica.
Dado en San José a los 25 días del mes de enero del 2010.


+ Hugo Barrantes Ureña, Arzobispo de San José –
Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

+ Guillermo Loría Garita, Obispo de San Isidro de El General
Vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica
 
+ Óscar Fernández Guillén, Obispo de Puntarenas
Secretario General de la Conferencia Episcopal de Costa Rica
 
+ José Rafael Quirós Quirós, Obispo diocesano de Limón
Tesorero de la Conferencia Episcopal de Costa Rica
 
+ José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago
 
+ Ángel San Casimiro Fernández, OAr - Obispo de Alajuela
 
+ Vittorino Girardi Stellin, MMCJ + Obispo de Tilarán

+ Osvaldo Brenes Álvarez, Obispo de Ciudad Quesada

 

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com