RAZONES DE UN NUEVO ESFUERZO UNITARIO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 0 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image RAZONES DE UN NUEVO ESFUERZO UNITARIO

Álvaro Montero Mejía

Un buen número de costarricenses es consciente de los esfuerzos que muchos ciudadanos y organizaciones cívicas, han realizado en los últimos años, en pos de la unidad de las fuerzas progresistas y transformadoras de Costa Rica.  

Los enemigos de esa unidad han realizado, a fin de impedirla, las más variadas e inusitadas maniobras. El camino hacia esa unidad es complejo, pero ha surgido ahora, una oportunidad.

Acaba de producirse eso que hemos denominado un “Acuerdo de Honor” suscrito entre los candidatos presidenciales de los Partidos Integración Nacional, Alianza Patriótica y Acción Ciudadana. Es, como todos ustedes podrán apreciar, un acuerdo diáfano, sin detalles oscuros ni segundas intenciones. Lo que el acuerdo contiene allí está, escrito a la luz del día, para que todos podamos leerlo, examinarlo y plantear nuestras dudas y preocupaciones.  

1- Este acuerdo es, un Acuerdo por Costa Rica. El grupo gobernante, ha pasado a ser el representante de las poderosas fuerzas económicas centroamericanas y transnacionales, cuyas gigantescas inversiones locales les permiten controlar una buena parte de la economía costarricense. El grupo de los Arias no es un equipo de gobierno, sino un aparato económico y financiero que le sirve de promotor y guardián a los grandes intereses de dentro y de fuera.

Es necesario que el pueblo de Costa Rica retome el control sobre la vida económica y social nacional. Sin el control ciudadano sobre los poderes y las instituciones fundamentales del Estado, sobre los procesos electorales, hoy retorcidos y desde nuestro punto de vista, fraudulentos, será imposible reconstruir el estado social de derecho y de servicio público, la justicia social, la dignidad y la ética.  

2- El acuerdo que hemos firmado es, un acuerdo entre iguales. Ninguna de las partes habría aceptado que se impusiera como un acto de supeditación, de subordinación o de adhesión pura y simple.

Las tareas de la campaña nos corresponden a todos por igual, con independencia de los recursos de cada uno. El esfuerzo electoral fundamental, es lograr que don Ottón Solís alcance la presidencia de la República. Por su parte, los candidatos a regidores y diputados de los tres partidos, tendrá el mismo rango frente al candidato presidencial.  

Puedo dar fe del espíritu diáfano, la voluntad patriótica y el deseo de cumplir, sin aspavientos ni frases altisonantes, los términos de este acuerdo, por parte de los firmantes.

3- El acuerdo tiene una perspectiva de largo plazo. Es por eso que se tomaron dos decisiones trascendentales:

a- Suscribir un programa común en los términos señalados por el documento y

b- Construir un “gobierno de unidad nacional”. Vamos a preparar una propuesta sobre esa idea planteada por don Ottón Solís, de reconstruir integralmente la dinámica de la política nacional, devolverles las instituciones públicas y la confianza a la ciudadanía y avanzar hacia ese gobierno de unidad nacional.

Todo el documento conduce a la confirmación de una firme voluntad dirigida a la derrota integral del proyecto neoliberal en Costa Rica y a la recuperación de las conquistas democráticas de nuestro pueblo. Es un documento moderado pero firme. Si somos consecuentes, si trabajamos arduamente iniciaremos, una etapa social, política y económica, enteramente nueva y prometedora para los costarricenses.

Una oportunidad real se nos abre a todos y es la de transformar las premisas del poder social concentradas ahora en un pequeño y poderoso grupo y devolverles un auténtico protagonismo a los agricultores, a los trabajadores asalariados, a las clases medias y al empresariado de raíz nacional. Estas fuerzas serán las encargadas de reconstruir la potencia ética y productiva del pueblo costarricense.

He tenido la oportunidad de apreciar, de manera directa, el compromiso personal, intelectual y cívico del Lic. Ottón Solís, del Dr. Walter Muñoz y del Dr. Rolando Araya y su determinación de no cejar en el cumplimiento, amplio y riguroso de este “Acuerdo de Honor” que, con el compromiso y la decisión de todos nosotros,  es también un nuevo acuerdo por la esperanza.

 Los saludo a todos y todas con especial afecto,

Álvaro Montero Mejía
  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com