LOS FÓSILES DE AGUA CALIENTE DE CARTAGO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 15 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

Los Fósiles de  Agua Caliente de Cartago


Aquí en la bella Agua Caliente, dos kilómetros al sur de la antigua ciudad de Cartago, lugar de antiguos indios huetares, de los caciques que conocía Juan Vásquez de Coronado, hay otras pruebas de las prehistoria. En la finca al sur de la Urbanización Jardines de Agua Caliente hay un tajo o cantera, de donde ocasionalmente se extrae un poco de material para la reparación de los callejones de la finca. Al llevar al Ing. Montero y varios de los más conocidos geólogos del País, nos explicaron cómo se fue formando nuestro país. 

Aparte de haberse quebrantado la masa de tierra que llegaríamos a conocer como Centro América y separarse de Africa, atraves de miles de años, también hubo un choque de placas que hicieron levantarse la plataforma centroamericana. Al retirarse las aguas saladas paulatinamente de la tierra firme e ir drenando hacia la bajura formando lechos que luego serían ríos,  quedaron millones de larvas que parecen conchas y alacranes. Esa cantera fue una laguna, un depósito de cal, que capturó y sedimentó esas larvas e insectos en el tiempo.  

El tiempo prehistórico es dividido por la ciencia en grandes periodos, cursado por miles de años. Nuestra historia comienza en la era Pleistoceno Superior Tardío que se remonta a un periodo de hace más de un millón de años hasta hace 300,000 años. Esta fue la época cuando el hombre se levantó por primera vez y caminó en Africa, de donde nacieron todas las razas. Para estudio de la fauna, se identifica como el periodo Rancholabreano del Pleistoceno.

Equus Conversidens Owen en Cartago :

Un kilometro al este de la Fábrica de Cemento, en Barrio Morado de Agua Caliente, en 1921, se construía una moderna planta eléctrica conocida como la Planta Miller. En las excavaciones, a metro y medio de profundidad, un trabajador encontró unas extrañas piedras. Al traer un científico, este descubrió costillas, molares y otras piezas que podrían ser de un mastodonte.

Pero no fue hasta el año 1999, en excavaciones de la urbanización Hacienda de Oro en la Pitahaya que el Hno. Alfonso Lázaro, Director de la Ciudad de los Niños, descubrió piezas dentales que luego se identificaron de la especie “Equus Conversidens Owen”. Los investigadores quedaron impresionados con esa muela encontrada, porque se creía que el Equus solo había habitado en México y más al norte en Norte América. Solamente con estudios arqueológicos es que se logra este tipo de conocimiento. Además nos deja pensando los miles de años que han transcurrido y que hubo un tiempo cuando los mastodontes y los equinos pastaban en las llanuras de Cartago.


En muchas ocasiones los animales prehistóricos se pegaban en un fango o en alguna trampa mortal. Se sumergían en barros o lahares bajados del antiguo volcán Irazú y quedaban cubiertos por la eternidad. Pero quedarían sus huesos convertidos en fósiles para ser descubiertos miles de años después.  La ciencia ha señalado que todos los equinos de Norte América desaparecieron hace aproximadamente 12,000 años.
Curiosamente las investigaciones realizadas en Siberia, descubrieron un mamut o mastodonte intacto. Ya muchos cazadores de esas zonas tan alejadas conocían de estos tesoros escondidos y petrificados en el tiempo. Con pelo, con su cuerpo intacto, pero petrificado. El misterio fue mayor al encontrar que se había comido ese día pasto fresco con flores. ¡Al instante, de un día para otro, quizás dos días quedó totalmente congelado!
Esa comida fresca quedó completamente petrificada después de 12,000 años. Los animales de los países del hemisferio norte, quedaron congelados al instante. Es un misterio que no se ha podido explicar todavía.

 Algunos creen, que el mundo cambió su eje, cambiando al instante vastas áreas tropicales en desiertos congelados. 

Pero, es bajo una base científica estricta, que se puede señalar con mayor confianza que los fósiles encontrados en Agua Caliente datan desde hace 11,000 años. Ya los llanos de Agua Caliente y todo el Distrito Quinto de Cartago, existía desde esos tiempos inmemoriales. 

El fósil:

Un fósil es cualquier rastro o resto de organismo que vivió en tiempo pasado, encontrado en los suelos.  Muchos fósiles pueden ser las partes duras de un animal, que al pasar el tiempo se convirtieron en piedra. Otras veces pueden ser pisadas que deja un animal al pasar, dejando la huella que luego se ha rellenado con algún barro o sedimento. Pero los fósiles más comunes son de los dinosaurios y mega fauna. La mega fauna son animales de una tonelada en adelante que vivieron hasta dos millones de años atrás. 

Algunos animales que forman parte de este grupo son: EL mamut y mastodonte, el megaterio (perezoso gigante), y el gliptodonte (armadillo gigante).

Estos maravillosos fósiles, que nos dan una idea más clara de nuestro entorno, que fue lo que sucedió en estas tierras, se encuentran en terrenos que se van a urbanizar o en posibles construcciones en donde se mueva la tierra. Al barrer un terreno con tractores en forma muy rápida y ágil, se presentan los técnicos para realizar el estudio.

Si se encuentra algo: Es de vital importancia no mover, ni lavar el fósil.  Déjelo donde lo encontró. La posición y los sedimentos que lo rodean dan pistas de enorme valor científico. Es necesario llamar al Museo de Costa Rica para que levanten el fósil con las técnicas correctas.

Tumbas de los huetares:

Recientemente, el museo hizo una rápida investigación arqueológica en terrenos en donde se proyecta una gran urbanización en Agua Caliente de Cartago.

Se encuentran estas lajas de piedra que cubren una tumba familiar huetar en la Necrópolis de Agua Caliente. Bajo la dirección de los expertos, primero se mapea todo el sitio para conocer bajo lineamientos exactos toda la posible distribución de las tumbas. Luego, cada pieza es levantada cuidadosamente.  Poco se encontró ya que se encuentra en el lindero de la necrópolis. Pero aun así, este tipo de trabajo se debe realizar correctamente.

El trabajo se hace con mucho esmero y con gran detalle. Los fósiles que todavía pueden aparecer en Cartago, son patrimonio de todos los costarricenses. Bajo nuestros suelos hay una gran historia sin contar.

Vivimos en Cartago, primera capital de Costa Rica. Bajo el imponente coloso del Volcán Irazú vivimos en paz, amantes de la belleza de nuestro entorno natural. Primero pasaron los antiguos elefantes y la mega fauna de la prehistoria. Luego los huetares y la llegada de los españoles. La formación de la primera colonia donde eran más los naturales, que los extranjeros.

Pero hoy día los Cartagos somos amantes de la paz y de la concordia. ¡Somos quienes convivimos con la Virgen de los Ángeles  y la Virgen del Rescate de Ujarrás! De nuestros bosques en Tapantí y el Río Macho, surge el agua de pureza cristalina, que se toma en San José. Desde los cerros de Atirro y Tucurrique, más adentro de las montañas, surge el aire fresco que todos los días nos da salud y vida.

Fraser Pirie
Aguacal1@yahoo.com

Foto
Molares encontrado del Equus Conversidens Owen
El mamut Cuvieronius hyodon  Fischer
Excavación del Museo Nacional de Costa Rica

imágenes facilitadas por Fraser Pirie usadas con fines educativos

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (1 posted)

  • Posted by Gerardo Solano Poveda, 26 April, 2010
    Me impresiona sobremanera, la aparición de estos fósiles al sur de Cartago, más concretamente por donde se encuentra hoy el Hotel Rio Perlas en el río que proviene del Oeste. ahí en una ocasión (hace muchos años) me encontré fósiles de conchas marinas, pero no solo una sino varias. Supongo que esos lugares deben de estar llenos de ellos.
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com