LAS CAMPANAS DOBLARON POR UNA VICTIMA MAS DE LA AGRESION DOMESTICA

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 20 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

¿ Por quién doblan las campanas ?, se pregunta más de una persona
cuando alguien muere y no le conoce.
Al igual que esa pregunta y que precisamente es el título de una
novela publicada en 1940 por el escritor novelista  Ernest Hemingway
llamada PORQUE DOBLAN LAS CAMPANAS, cuántas veces más deberán de
escucharse anunciando que en Costa Rica la violencia doméstica está
enviando muchas mujeres a los cementerios porque sus compañeros
sentimentales o esposos las acribillan a balazos o con arma blanca o
en el menor de los casos asfixiándolas.

Y así sucedió a las 11 de la mañana de este  jueves 25 de febrero
justo al cumplirse ocho años y un mes de que en una misma iglesia
Nelson Fonseca Ramírez le había prometido AMOR ETERNO a su amada
esposa Ana Yeirlyn Marín Guillén, en donde procrearon tres hijos.

Hoy ante una mañana fría y lluviosa con una paloma blanca de castilla
que sobrevolaba el cielo raso de la iglesia de Paraíso, en medio de
canticos de gloria, arreglos florales, caras tristes y mensajes de
condolencia, allí estaba inerte el cuerpo de quién hace ocho años y un
mes pensaría que sería una mujer muy feliz.

Pero el hombre que terminó con su vida  le traicionó sus  sentimientos
y sus proyectos e ilusiones  como mujer joven que era y la asesinó vilmente
incumpliendo medidas de seguridad que los tribunales le habían
impuesto.

Ella murió apuñalada la noche del martes 23 de febrero en su casa de habitación en la Urbanización Las Vicentinas en Paraíso de Cartago.


El padre Federico Fuentes de la iglesia de Paraíso de Cartago, en su alocución
llenó de fé a los presentes sobre todo a familiares y con palabras como :"Cristo murió en la
cruz crucificado, insultado y glorificado él había dicho aprended: de
mí que soy manso y humilde corazón y encontrarás la paz...",
literalmente manifestaba que esta pobre mujer casi que murió
crucificada ante la furia de Nelson, quien precisamente la mañana de
este jueves recibió una medida preventiva de seis meses de prisión en
tanto se recupera en el Hospital Max Peralta de Cartago de las heridas que el mismo se produjo.
Y es que los funerales de Ana Y. se realizaban en momentos en que la
iglesia de la Inmaculada Concepción del Rescate de Ujarrás  se está reconstruyendo, así su familia,
amigos y conocidos deberán con la fé en Dios iniciar la reconstrucción
de sus vidas que en estos momentos se encuentran destruídos por la
furia endemoniada de un ser humano que no pensó en el daño causado no
solo a ella sino a muchos más.

FOTOS:

-Escenas de la violencia sufrida por Ana Y. y parte de  sus funerales.

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (1 posted)

  • Posted by jose ml vargas quiros, 26 February, 2010
    cuaunado no ponemos las cosas en manos de dios y nos dejamos manejar por la colera,suceden estas desgracias felicitaciones por el articulo. image
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com