JUSTO HOMENAJE A BOMBERO CARTAGINES

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 17 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

La juventud  de Rolando Calvo Loría  hoy de 65 años de edad, bombero voluntario de la Subestación No.8 de Cartago, transcurrió en medio de mangueras, chorros de agua, peligro, sirenas pero sobre todo mucho amor y mística por servir a la humanidad.
En los años  70 ingresó al Cuerpo de Bomberos de Cartago y cuarenta años después se le despide con un homenaje por parte de quiénes hoy están a cargo de la benemérita.
Y es que por ley  TUFA como se le  cariñosamente, seudónimo que ni el mismo sabe quién se lo puso, debe de dejar sus labores de bombero voluntario y proseguir como un colaborador de la institución si así él lo desea.


"Ya hecho el retiro no me puedo meter a incendios ni cosas peligrosas porque la póliza ya no me cubre. Guardo grandes recuerdos de quiénes fueron mis formadores como el capitán Mario Espinach fallecido hace un año y un mes, de los hermanos Aguilar, del capitán Batres y de muchos otros más que ya están en el más allá y por supuesto de muchos otros que todavía viven.
Recuerdo perfectamente cuando utilizamos una de las bombas llamada La Telina  y otros carros que llegaban a reforzar la flotilla".

Y es que parte importante de este cartaginés quién quedó  viudo hace algunos años es que  sus  dos hijos también son  bomberos Victor y Esteban y han heredado de su padre la disciplina, el honor y la abnegación que todo apagaincendios debe de tener.

La noche de este lunes 29 de marzo fue homenajeado en las instalaciones del Cuerpo de Bomberos de Cartago, se puso por última vez su capa, botas y casco, se montó en una de las nuevas unidades, prtesidió una reunión de bomberos voluntarios, se le entregó una placa por su aporte a los bomberos, luego un hagasajo y posteriormente la salida a su vivienda en san antonio de padua al sur de cartago con sirenas puestas y un grupo de compañeros detrás de la unidad en sus carros hasta dejarlo en su propia vivienda en donde aparecieron una que otra liagrimilla, los abrazos fuertes y por último el ingreso a su vivienda por cuya puerta y portón lo vieron salir en muchas ocasiones en carrerra para tomar la "bomba" que lo llevaría a algún siniestro o accidente de tránsito o inundación entre otros casos.
"Estamos muy orgullosos de nuestro padre por su disciplina, vocación y mistica y por todo lo que nos hereda en esta labor bomberíl", indicaron sus hijos.

"Este no es ningún adiós  sino  un Hasta luego" porque el va a seguir colaborando en algunas cosas", indicó el Jefe de Bomberos  Voluntarios Guillermo Thames.
 Esa presencia de él por ejemplo puede ser  de tipo social y hasta en escenas cuidando por aparte de que la gente no se busque el peligro y hasta ordenando tránsito mientras las bombas estén en alguna situación. si así se requiera pero es porque el vive con ese gusanillo hasta que descida retirarse por siempre.

"Ahora es bombero de reserva en la parte fría no en la caliente ni tibia aportando en la parte social" le dijo el capitán Guillermo Alvarado, jefe de zona.

En tanto Martín Noguera, Jefe de los Bomberos de Cartago indicó que aparte es un fiel servidor y persona que lleva en su sangre ese amor a la población.

 

fotos: -en la bomba nueva/con sus hijos/mostrando la placa-despidiéndose de uno de sus compañeros.

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com