DETIENEN NARCOFAMILIA SOSPECHOSA DE VENDER DROGA EN PANADERIA

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 6 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image Usaban panadería además de cuatro casas cercanas a escuela para vender droga.
PCD DESMANTELA NARCOFAMILIA JEFEADA POR UNA MUJER EN CARTAGO.

•    Comunidad los denunció 23 veces a la línea 176.
•    El esposo de la jefa cuenta con antecedentes por narcotráfico.
•    PCD detuvo a los padres y tres hijas con abundante evidencia de su ilegal negocio.
•    PANI se hizo cargo de cuatro niños que se quedaron sin su mamá.
•    Hijos de narcotraficantes se crían en “escuelas del crimen”.

Nuevamente el apoyo ciudadano fue vital para que agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD), en conjunto con autoridades judiciales, acabaran con una presunta organización criminal de tipo familiar, la cual operaba en los alrededores de una escuela, situada en la urbanización Manuel de Jesús Jiménez, al sur de la ciudad de Cartago.

Aunque la operación culminó la mañana de este viernes, el caso era investigado por la PCD desde el pasado mes de febrero, cuando se empezó a recibir denuncias por parte de vecinos, que al menos en 23 ocasiones dieron informes acerca de los sitios donde se ubicaban los expendios.

Precisamente los sitios donde operaba la familia, consistentes en una panadería y cuatro casas, fueron allanados por las autoridades y en su interior se encontró drogas, un arma y dinero.

PADRE CONTABA CON ANTECEDENTES Y MADRE JEFEABA EL CLAN NARCO

Fue así como a lo largo de tres meses se logró identificar a una mujer de apellidos Cubillo arias, de 46 años de edad, como la líder de la organización, mientras que a su esposo, un hombre de apellidos Coto Sandí, quien el domingo cumpliría 48 años, como su principal colaborador.  Dicho individuo había sido detenido en el 2008 por agentes judiciales por presuntos delitos de narcotráfico.

Las pesquisas también determinaron que la pareja contaba para la realización de las ventas y otras labores de apoyo con sus cuatro hijos, todos de apellidos Coto Cubillo, entre los que se encuentran dos hijas gemelas, de 25 años, así como otra de 24 años, además de un hijo que no fue localizado esta mañana.

DECOMISAN UN ARMA, CRACK Y MARIHUANA

Como parte de las evidencias recadas en contra de la estructura familiar de los Coto Sandí, las autoridades decomisaron un kilo con 116 gramos de marihuana comprimida,  42 dosis de esta misma droga y 216 dosis de  crack.



De igual modo, por considerar que es fruto de la venta de drogas, los agentes de la PCD también se incautaron de 449 mil colones en efectivo.

Las armas en poder de estos grupos delictivos de nuevo se puso en manifiesto, pues los oficiales decomisaron un revólver calibre 38 totalmente cargado con todos los  seis proyectiles para los cuales tiene capacidad.

NIÑOS VIVEN DRAMA AL QUEDARSE SIN SU MADRE Y AL CRIARSE EN ESCUELAS DEL CRIMEN

Aparte de todas las consecuencias legales y sociales que conllevan para los adultos un proceso judicial por narcotráfico, en este caso se puso en evidencia un drama aún mayor, como es el que viven los niños que, ante situaciones como estas, se quedan sin sus padres.

En este caso cuatro niños, todos varones y con edades que oscilan entre uno y cinco años, fueron encontrados en la casa de una de las gemelas Coto Cubillo.

Debido a las condiciones infrahumanas en que fueron hallados, además de quedarse sin madre, desde este viernes, los cuatro menores fueron puestos a la orden del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Asimismo, fuentes de la PCD indicaron que aparte de todo lo anterior, estos niños presencian día a día cómo sus padres procesan, empacan y venden la droga tal como si fuera un producto de venta lícita, lo que convierte sus hogares en verdaderas escuelas del crimen, pues posiblemente cuando adultos piensen dedicarse a este criminal negocio pues crecieron viéndolo como algo normal.

Expresaron asimismo lo traumático que implica para estos menores el contacto con la policía en estas condiciones, pues debido a las actividades de sus padres ellos tienen que presenciar la irrupción de los policías en sus casas para quitarles a uno o a ambos padres.

AGENTES ANTIDROGAS TAMBIÉN SUFREN ANTE SITUACIÓN EN QUE ENCUENTRAN A NIÑOS.

Ello también resulta impactante para los agentes, pues en su mayoría también son padres y madres  de familia, quienes a menudo deben consolar a los menores y explicarles, ante el llanto y gritos de éstos,  que no les van a causar ningún daño, ni que los van a detener.

Para las autoridades este tipo de agrupaciones delictivas pone de manifiesto como, muy a pesar de que los esfuerzos que realizan muchas familias y habitantes en general de un barrio como el Manuel de Jesús Jiménez para mejorar su comunidad, a menudo hay otros grupos familiares que tratan de enriquecerse a costas de la salud y la seguridad de los demás.

No obstante, las autoridades resaltaron como en las localidades más vulnerables, como es el caso resuelto hoy, las fuerzas de policía encuentran el apoyo de quienes se resisten a convivir con la delincuencia y están dispuestos a cooperar con la Justicia para desterrar el expendio de drogas de sus vecindarios.

Es por ello que instaron a la ciudadanía a llamar a la línea 176, la cual es gratuita, confidencial y funciona las 24 horas, para denunciar ante la PCD cualquier venta de drogas.  JUM


  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com