CRIANZA EFECTIVA DE TERNERAS

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 27 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

CRIANZA EFECTIVA DE TERNERAS

-Autor:  Ing. Beatriz Molina Bermúdez 
-Edición e imágenes: Ing. Rolando Tencio C.

En estos tiempos de contracción económica, donde cada centavo ahorrado significa la ganancia de una explotación agropecuaria, el tema de crianza de terneras cobra gran importancia, dado que esta actividad conlleva a múltiples gastos.

Por lo general, los ganaderos se alegran cada vez que una vaca pare una hembra; la dejan y crían y al cabo de un tiempo no saben qué hacer con tantas crías. Es por eso que proponemos a usted estas simples reglas en espera de que al leerlas reflexione y piense en ellas cada vez que le nazca una ternera.


Lo primero que hay que ver es la producción de cada vaca en la lactancia; esto se hace con los registros de producción de leche que se supone llevamos en la finca. Con este registro colocamos las vacas en orden, de la más productora a la menos productora y hacemos una raya roja por la mitad del hato; esto nos dirá cuáles son nuestras mejores vacas y de qué hembras debemos dejarnos crías.

La segunda cosa que debemos pensar es en la capacidad de reemplazo que tenemos; esto es, cuántas vacas debemos quitar por viejas, enfermas, por poca producción o cualquier otro problema que consideremos. Fijamos ese número y vemos si nuestra finca está en capacidad de suplir ese faltante de vacas por novillas en crecimiento; debemos pensar también en un porcentaje por mortalidad; así, por ejemplo, si tenemos quince vacas de ordeño y hemos calculado que cada año debemos quitar dos o tres animales, deberíamos tener dos o tres vaquillas preñadas pariendo a lo largo del año, tres novillas entre uno a dos años y cuatro a cinco terneras menores de un año como máximo; esto nos asegura una buena capacidad de reemplazo, sin necesidad de compras apuradas para mantener producción, arriesgando que nos vendan ganado enfermo, con problemas reproductivos y sin saber qué podemos esperar de ese ganado pues no sabemos la clase de padres que tienen.

La tercera cosa a considerar es la alimentación que brindaremos en cada etapa de crecimiento del animal. De nada nos sirve seleccionar las crías de las mejores vacas que tenemos si no les llenamos las necesidades de alimentación para un buen desarrollo. Una ternera mal nutrida no mostrará cuando adulta su potencial genético ni productivo aún si en esta etapa cubrimos sus requerimentos.


Por último la salud; un programa de vacunaciones, desparasitaciones periódicas, control sanitario en las instalaciones donde se ubica, sin mucha humedad ni corrientes de aire, con controles higiénicos de la orina y excretas, nos dará como resultado un animal saludable con alto potencial para producir.


Para contactar a la Ing. Beatriz Molina Bermúdez puede llamar a la Agencia Servicios Agropecuarios de Pacayas del Ministerio de Agricultura y Ganadería al teléfono 2534-4134 o por el correo electrónico /  e mail   beamol2@yahoo.com.mx

Fotos  vaca y terneras / Ing. Rolando Tencio para MiCartago.com 

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com