MANIFIESTO DE ITCR, UCR, UNA Y UNED SOBRE AUTONOMIA UNIVERSITARIA

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 0 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

Comunicado de las universidades

Manifiesto de los Consejos Universitarios e Institucional sobre “Autonomía Universitaria”

(Sesión Ordinaria No. 2711 Artículo 16, del 5 de mayo del 2011)

Para los fines correspondientes se transcribe el acuerdo tomado por el Consejo Institucional, citado en la referencia, el cual dice:
 
CONSIDERANDO QUE:

1.         Los Consejos Universitarios e Institucional en reunión realizada el 21 de mayo de 2010, en la Universidad de Costa Rica, dispusieron conformar una comisión que tratara el tema de “Autonomía Universitaria”, dada la relevancia del tema y la vigencia que cobró frente a los acontecimientos en la Universidad de Costa Rica y en el Instituto Tecnológico de Costa Rica en el mismo año, lo cual se acentúo en el proceso de Negociación del FEES.
 
2.         La Comisión de Autonomía Universitaria de los Consejos Universitarios e Institucional, recibió invitación de la Dra. Yamileth González, Rectora de la Universidad de Costa Rica y Presidenta de la Comisión de Defensa de la Autonomía Universitaria de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe, UDUAL, para que los Consejos enviaran una representación de cada uno al Foro Latinoamericano sobre Autonomía Universitaria denominado: “La Autonomía Universitaria  Hoy Experiencias y desafíos en América Latina y el Caribe”, por celebrarse en la Universidad de Guadalajara, Jalisco, México, durante los días 19 y 20 de mayo de 2011.
 
3.         El Consejo Institucional en la Sesión Ordinaria No. 2704,  en Artículo 10, del 17 de marzo de 2011, declaró el 12 de abril, como Día Institucional de la Autonomía Universitaria, dada la necesidad de recordar a nuestra comunidad y al país la importancia del tema.
4.         Este año se han venido realizando actividades conjuntas, entre las universidades estatales, para conmemorar este tema fundamental para nuestra Institución. Una de ellas fue la elaboración conjunta de un Manifiesto de las universidades públicas de Costa Rica “Autonomía Universitaria: condición de un pueblo libre”.  La base de este fue elaborado en el seno de la Comisión de Consejos Universitarios e Institucional, para el tema de Autonomía Universitaria. El pasado 29 de abril, el mismo fue discutido y mejorado en una reunión de los Consejos, celebrada en CONARE, con ese fin. Además, se solicitó a cada Consejo la aprobación del texto final y su publicación en un medio de comunicación masiva nacional.
 
5.         Este Manifiesto será presentado como un aporte, de las universidades estatales de Costa Rica ante el Foro Latinoamericano sobre Autonomía Universitaria por realizarse en México.
 
6.         El Consejo Institucional, en la Sesión No. 2709, celebrada el 14 de abril de 2011, acordó designar a la Ing. Nancy Hidalgo Dittel, el Ing. Jorge Chaves Arce y a la B.Q. Grettel Castro Portuguez, como representantes del Consejo Institucional ante el Foro Latinoamericano sobre Autonomía Universitaria “La Autonomía Universitaria Hoy Experiencias y desafíos en América Latina y el Caribe”, por celebrarse en la Universidad de Guadalajara, Jalisco, México, durante los días 19 y 20 de mayo del 2011.
 
7.         El Consejo Institucional, en la Sesión No. 2710, Artículo 8, celebrada el 28 de abril de 2011, acordó lo siguiente:
 
a.    Modificar el inciso a., del acuerdo tomado por el Consejo Institucional, en la Sesión Ordinaria No. 2709, Artículo 9, del 14 de abril del 2011 “Designación de representantes del Consejo Institucional ante el Foro Latinoamericano sobre Autonomía Universitaria “La Autonomía Universitaria Hoy Experiencias y desafíos en América Latina y el Caribe”, por celebrarse en Guadalajara, Jalisco, México, durante los días 19 y 20 de mayo del 2011 y autorización de pago de viáticos al exterior, y tiquetes aéreos, para que 2 de los representantes participen en el Foro”; para que se lea de la siguiente manera:

“Autorizar el pago de los tiquetes aéreos, viáticos de ley, impuestos de salida, así como el monto proporcional para gastos menores de viaje de acuerdo con la tarifa establecida en el Reglamento de Gastos de Viaje y Transporte, para Funcionarios Públicos, para que las señoras Grettel Castro Portuguez y Nancy Hidalgo Dittel, participen en dicha actividad”.

b.    Modificar el inciso b., de este mismo acuerdo, para que se lea de la siguiente manera:
“Designar a la Ingra. Nancy Hidalgo Dittel, cédula 1-461-501 y a la BQ. Grettel Castro Portuguez, cédula 2-347-272, como representantes del Consejo Institucional ante el Foro: Latinoamericano sobre Autonomía Universitaria “La Autonomía Universitaria Hoy Experiencias y desafíos en América Latina y el Caribe”, por celebrarse en la Universidad de Guadalajara, Jalisco, México, durante los días 19 y 20 de mayo del 2011”.
 
8.         La Institución a través de sus órganos de dirección: Asamblea Institucional Representativa, Consejo Institucional y Rectoría, se ha preocupado por repensar, concienciar y defender el principio de Autonomía Universitaria. Sin embargo, es necesario permear a toda la comunidad institucional y nacional sobre el significado de la misma.
 
ACUERDA:
 
a.      Aprobar el siguiente Manifiesto, el cual será presentado en el Foro Latinoamericano sobre Autonomía Universitaria “La Autonomía Universitaria Hoy Experiencias y desafíos en América Latina y el Caribe”, por celebrarse en la Universidad de Guadalajara, Jalisco, México, durante los días 19 y 20 de mayo del 2011.
Autonomía universitaria: condición de un pueblo libreManifiesto de las universidades públicas de Costa Rica
América Latina ha constatado desde la Reforma de Córdoba que sin Autonomía no hay universidad. Esta conquista de las universidades latinoamericanas garantiza el cumplimiento de su propósito primordial: la generación de conocimiento libre, crítico y reflexivo, sin limitaciones ni condicionamientos externos y la formación de personas con capacidad de transformar e incidir positivamente en la sociedad, a través de sus funciones esenciales, la docencia, la investigación y la extensión. La Autonomía es la esencia misma de la universidad.
 
La responsabilidad de las universidades sobre la que se erige su Autonomía, emana del reconocimiento de la educación como un bien público social, como un derecho humano, universal y un deber del Estado, tal como lo señala la UNESCO.
 
La Universidad tiene la función compleja, dada su naturaleza, de generar conocimiento, custodiarlo y socializarlo. Significa profundizar la investigación académica y la transferencia tecnológica, cultivar las artes y las letras en su máxima expresión, analizar y criticar, con objetividad, conocimiento y racionalidad. La Autonomía significa que las universidades gozan de independencia para el desempeño de sus funciones y de plena capacidad jurídica para adquirir derechos y contraer obligaciones, así como para darse su organización y gobierno propios. Preservar y cuidar la libertad de decidir, cómo se va a organizar, cómo va a funcionar, qué ofrecer  a la sociedad, qué pensamientos generar, qué temas de discusión y cuáles principios y valores fomentar, cómo va a usar los recursos que tiene, es lo que caracteriza fundamentalmente a una universidad con Autonomía plena.
 
La Autonomía cobra sentido cuando las universidades inciden  positivamente en la construcción de una sociedad más justa, solidaria y con calidad de vida, cuando sus aportes contribuyen  en la transformación social que apunta a la superación de las inequidades y enajenaciones y que solo pueden hacerlo desde su misión en la generación de una cultura y una conciencia propicias para una sociedad inclusiva. La Autonomía Universitaria refiere una realidad compleja y viva, que debe valorarse si se la entiende como una capacidad que se muestra en la práctica de ser conciencia crítica y de emancipar el pensamiento.
 
La Autonomía implica una responsabilidad social que les otorga independencia a las universidades, tanto del Estado, como de los diversos grupos de poder e intereses particulares. Esta independencia cobra sentido fundamentalmente cuando le permite imbuirse en las necesidades de sus pueblos, a los que está llamada a servir. La autonomía es el medio que le posibilita resistir el torbellino del inmediatismo y forjar una perspectiva de largo alcance. La universidad se abre a cada uno de estos actores sociales en la medida en que signifique la consecución del bien común. Esta independencia no supone  ignorar  los diversos intereses particulares; interactúa con ellos, pero sin sometérseles.
 
La Autonomía Universitaria, que propicia el pensamiento y la acción con plena libertad y sentido crítico en la búsqueda de la verdad, debe estar fuertemente vinculada a la sociedad, a fin de  fortalecer la inclusión, la equidad y la justicia, de manera que promuevan la superación de todos aquellos procesos de alienación y exclusión, por lo que el rigor, la excelencia, la dedicación y el empeño, deben permitir que su quehacer se convierta en bienes de acceso universal; el  poder que les confiere el saber a las universidades, debe permitirles entender las relaciones sociales en las que están inmersas y de esa manera proponer y defender las opciones que afecten positivamente el devenir histórico de los pueblos que las nutren, a cambio de la esperanza de un futuro mejor.
 
La democratización social es una de las reivindicaciones medulares que las universidades emprenden cuando defienden su Autonomía. La estrecha relación entre esta y la democratización de la sociedad, tiene lugar a través de la educación, en la medida en que posibilite procesos formativos libres de enfoques dogmáticos que desvirtúen la razón de ser de las universidades. La Autonomía de las universidades ha sido y sigue siendo un requisito de la democratización de las sociedades y de compromiso con el Estado Social de bienestar. No es por casualidad que algunas de las amenazas más fuertes a la Autonomía provengan de regímenes y mentalidades autoritarias. Desde el Manifiesto Liminar de la Reforma de Córdoba, la universidad latinoamericana se ha caracterizado por mantener una posición vigilante de su Autonomía, a pesar de los contextos histórico-políticos amenazantes que han caracterizado a la región.  La reforma de Córdoba misma, fue una reacción contra la autoridad, su fuerza amenazante  y la tiranía que no solo pretendía el sometimiento, sino coartar su más elevada libertad: la de pensamiento.
 
Mantener la Autonomía Universitaria significa continuar con la formación de estudiantes que desarrollen pensamiento crítico independiente, sentido vivo de los valores, sentido vivo de lo bello y lo  ético, quienes deben comprender los motivos de los seres humanos, sus ilusiones y sufrimientos. Las y los estudiantes que se forman en una universidad con plena autonomía, deben resultar en profesionales que, además de dominar su campo de especialidad, ejerzan  una ciudadanía crítica, comprometida con el desarrollo de su país, con visión de futuro y conciencia social inclusiva y ambiental.
 
Las universidades no deben negociar su derecho constitucional a la Autonomía; esta no puede limitarse o cercenarse en ninguna de sus dimensiones, pues es un principio integral; deben ejercerla generando conciencia en sus académicos, estudiantes y cuerpo administrativo, de cara a la comunidad nacional. No es entregando su Autonomía como las universidades cumplen su misión social, es defendiéndola ante toda violación o ataque, que logran servir a la construcción de una sociedad más justa, con mejores oportunidades para su pueblo, con responsabilidad, transparencia y rendición de cuentas a la sociedad a la que se deben.
 
Las universidades públicas latinoamericanas deben enfrentar constantes amenazas, provenientes de los intereses de grupos de poder económico y político. Hoy, la agresión a la Autonomía no solo proviene de la represión policiaca y militar, sino del deterioro de los fondos para su financiamiento, en el que subyace una tendencia a la privatización de la investigación, la docencia y la acción social, y de condicionamientos por parte de organismos financieros internacionales. La financiación de la investigación no debe condicionar  el rumbo de la generación del conocimiento;  lo contrario sería  lesionar la Autonomía.
 
El Estado tiene el deber de garantizar el financiamiento de las universidades públicas, con la finalidad y compromiso de contribuir con el desarrollo y fortalecimiento de la sociedad. En ese sentido es necesario que la comunidad universitaria se mantenga en vigilancia activa y continua del principal patrimonio con el que cuentan las universidades: su Autonomía.
 
La comunidad universitaria y la sociedad deben defender y cultivar la Autonomía. La Autonomía Universitaria no es un privilegio, es la condición de un pueblo libre.
 
San José de Costa Rica, 29 de abril del 2011
 
b.     Publicar este “Manifiesto” en un medio de comunicación masiva nacional, en conjunto con las otras tres universidades que participaron en la elaboración del mismo.
 
c.      Comunicar. ACUERDO FIRME.

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com