RECOMENDACIONES PARA REDUCIR RIESGO DE ACCIDENTE EN EPOCA LLUVIOSA

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 4 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

El Consejo de Seguridad Vial (COSEVI) recomienda a los conductores tomar una serie de precauciones para reducir el riesgo de accidentes de tránsito en esta época de lluvias.

Según datos del MOPT, el número total de incidentes de tránsito aumenta durante esta época, ya que la conducción resulta más incómoda debido a factores de reducción de visibilidad y agua en carretera.

El Departamento de Investigación del COSEVI contabilizó en el 2010  un total de 81 accidentes de tránsito con muertes y lesionados durante la época lluviosa, así como  213 siniestros mientras el clima se mantuvo oscuro.

Para reducir el riesgo de sufrir un accidente que puede costarle la vida o causarle serios daños a su salud, el COSEVI le brinda serie de recomendaciones:

Consejos para la conducción

Procure conducir más despacio y dejar más distancia que de costumbre entre su vehículo y los que van delante

Cuando aparece la lluvia, hay que tener en cuenta la formación de grandes concentraciones de agua. El exceso de agua, la falta de drenaje en la vía, y el exceso de velocidad, pueden provocar el hidroplaneamiento, lo que hace que el vehículo pierda su tracción y que el conductor pierda el control.

En carretera, los vehículos que circulan delante nos emiten una lluvia fina y sucia denominada “efecto spray”. Este efecto aumenta cuando se realizan maniobras indebidas como adelantamientos. Evite esta situación.

Revise las escobillas, ya que en si están en mal estado, no podrá disponer de una correcta visibilidad.

Tampoco olvide que cuando empieza a llover es cuando el pavimento resulta más resbaladizo, debido a la mezcla del agua con la suciedad de la calzada, lo que forma un “barrillo” que puede provocar deslizamientos ante cambios bruscos de velocidad o dirección.

Tome en cuenta que la  neblina no sólo provoca pérdida de visibilidad, sino que también humedece la calzada.

Tan importante es ver como ser visto. Por ello, utilice las luces y si tiene alógenos estos le ayudarán en los tramos con niebla o lluvia.

Preparación del vehículo

La mejor garantía para enfrentarse a las diferentes situaciones que nos podemos encontrar durante la época lluviosa es tener el vehículo en perfecto estado. Para ello, resulta imprescindible poner a punto nuestro vehículo y llevarlo a revisión preventiva. De forma especial, debe prestar atención a:

La presión de los neumáticos: Estas deben tener una profundidad de al menos 2 mm según lo indicado en la Ley de Tránsito (artículo 32 inciso p).

El buen estado de los amortiguadores: Este aspecto resulta fundamental para obtener una adherencia óptima a la carretera.

El perfecto funcionamiento de la dirección y los frenos

Elementos que influyen sobre la visibilidad: Se debe comprobar que los limpiaparabrisas, las escobillas, las luces y los retrovisores funcionen adecuadamente para asegurarnos de poder ver y ser vistos.

El estado de la batería, las bujías y el sistema eléctrico: Cuando hace frío el consumo de electricidad en general es mayor, por lo cual se debe revisar el estado de estos elementos del vehículo.

Consejos para viajar con clima adverso

Cuando se conduce bajo circunstancias meteorológicas adversas se produce un aumento de la fatiga, ya que tanto la atención a la carretera por el aumento del riesgo al tráfico como la baja visibilidad aumentan el estrés y el cansancio.

Por esta razón, como consejo general, debe llevar ropa cómoda. Evite conducir con abrigos o ropas pesadas, ya que esto dificultará su movilidad dentro del vehículo y puede restar eficacia al cinturón de seguridad.

Lleve siempre una temperatura correcta dentro del vehículo, entre 21 y 23 grados, ya que además de evitar que aparezcan síntomas de somnolencia y una disminución de su capacidad de reacción ante cualquier imprevisto, evitará empañamientos que dificulten la visibilidad de la carretera y su entorno.

Señalice con suficiente antelación las maniobras, no conduzca de forma agresiva, y anticípese a los posibles errores del resto de conductores así como ante los imprevistos que pudieran surgir.

Recuerde que, en estas circunstancias de mal tiempo, debe:

Encender las luces siempre.

Utilizar el sistema de ventilación para evitar que se acumule el vaho.

Conducir (y sobre todo frenar) con suavidad, señalizando la maniobra con espacio y tiempo suficiente para advertir al resto de vehículos.  

Adecuar la velocidad a la situación de la vía (pavimento, visibilidad), y aumentar la distancia de seguridad.   

Evitar los adelantamientos. Tenga siempre presente que el comportamiento del resto de usuarios de la vía en condiciones adversas puede resultar impredecible.  

Encender rápidamente las luces de emergencia para alertar al resto de usuarios en caso de que se presente alguna incidencia.   

Comprobar cada cierto tiempo el correcto funcionamiento de las pastillas de freno presionando el pedal con un muy suave toque, siempre cerciorándose antes de que no exista peligro para la circulación.

Ser consciente de sus propios límites: Es importante conocer sus limitaciones y las de los de los otros conductores.

Concentrarse en lo que lo rodea.

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com