SOBRE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 0 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

Alexander Bonilla Durán analiza el modelo de eduación ambiental de Costa Rica y países del área y puntualiza en temas donde esta debe de cambiar o las áreas en las que debería hacer énfasis.

SOBRE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

Por Alexander Bonilla Durán

Todo mundo habla y escribe de educación ambiental… pero  se habrán preguntado ¿Para qué y para quién debe ser la educación ambiental?

Creo que la educación en nuestros países ha estado mal orientada, porque se ha diseñado desde escritorios de las metrópolis, sin tomar en cuenta las realidades socioambientales que se viven a diario en los diferentes sectores y lugares del país.

La educación ambiental no puede ser igual para el que vive en la ciudad, que para el que vive en una zona costera, o para el campesino que vive en su finca. No se puede igualar las condiciones  de estos actores, por citar un caso.

Es muy fácil preparar planes de educación ambiental desde un escritorio, con visiones abstractas muchas veces. Hay que conocer la realidad del que tiene que levantarse tempranito para sacar su panga e irse a pescar, ir a la fábrica, o del que tiene que doblar la espalda volando cuchillo en las fincas, para sembrar su milpa o chayotera; hay que conocer la situación del trabajador que aplica agroquímicos  sin equipo de protección; hay que conocer la situación del precarista que vive en condiciones infrahumanas en el campo y la ciudad.

Hoy se supone que tenemos más educación ambiental, pero los ríos siguen  contaminados, no hemos podido resolver el problema de las basuras, nos siguen envenenando con químicos y tantas otras cosas.

Nos han hablado  de educación ambiental por años y el río Grande de Tárcoles sigue igual o peor de contaminado; la capital y otros lugares siguen siendo un basurero a cielo abierto; las playas siguen contaminadas; y los pocos bosques que quedan siguen cayendo.

Nos hablan de educación ambiental y en la época seca  muchos lugares arden.

Con la estrategia de educación que se ha seguido, pueden llegar a decirnos que en pocos años no habrá analfabetismo ecológico, que estamos educados ambientalmente, pero ya no habrá bosque que proteger y admirar, ni ríos limpios donde bañarse, ni aguas potables para abastecer a las poblaciones.

Cierto, la educación es a largo plazo, pero ante la situación ambiental que se vive hay que aplicar aquellos de “a Dios rogando y con el mazo dando”. Hay que aplicar una educación para salvar lo que nos queda. 

Al hijo del pescador no le debemos teorizar, debemos capacitarlo, para que conozca y aprenda a usar tecnología apropiada para aprovechar racionalmente el recurso marino; hay que enseñarle a sobrevivir en el mar y sobre la importancia de los manglares.

Al agricultor  no solo debe enseñársele sobre el impacto dañino de los plaguicidas, sino también explicarle las ventajas de la agroecología, y del daño de los venenos en la salud y el ambiente.

Al trabajador obrero de fábricas e industrias le importará un pito las charlas sobre ruido y la contaminación del aíre. Hay que darles el equipo necesario y organizarlo para que defienda su salud y el entorno con sus patrones, sin necesidad de que pierda su empleo.

El campesino no necesita libros que le hablen de ecología; por lo general él es ecologista por nacimiento, pero hay que darle incentivos para que maneje el bosque, la agricultura y la ganadería en forma sostenible; enseñarle en forma práctica,  cómo puede mantener la productividad de su finca sin destruir los suelos y los nacimientos de aguas.

Los niños y jóvenes necesitan algo más que folletos y afiches; necesitan aprender “in situ” en nuestros parques nacionales, y que los enseñen a sobrevivir en la “jungla” de cemento.

Sí, creo que la educación ambiental tiene que variar.

Foto: Según Alexander Bonilla no puede haber una educación ambiental única, sino que debe considerarse a las personas según su entorno y actividad económica y adaptarse a cada caso. Imagen usada con fines educativos tomada del sitio http://neetescuela.com/concepto-de-educacion-ambiental/

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com