LOS GUARDACOSTAS SON SUS ÁNGELES DE LA GUARDA EN EL MAR

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 7 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

El trabajo de los Guardacostas es salvar vidas y prevenir que las personas se expongan al peligro. Lamentablemente muchas veces las personas no hacen caso o toman riesgos innecesarios.

Dos familias cartaginesas se han visto unidas a estos guardianes, en uno de los casos, cuando los Guardacostas trajeron a un hijo con vida de vuelta a los brazos de sus seres queridos, y en otro lamentablemente, cuando rescataron los cuerpos del mar.

Quince oficiales de la Estación de Servicio Nacional de Guardacostas de Quepos luchan para hacer posible que en las playas de Manuel Antonio, Banderas y Matapalo los turistas disfruten sanamente, y con precaución, a fin de que el regreso a casa sea con gran alegría.

Una lancha tipo Eduardoño, un torpedo y una argolla salvavidas son parte de los instrumentos con que cuentan para salvar a las personas que en algún momento tienen problemas con las corrientes de estas playas.

“Siempre que salimos a patrullar nuestra meta es regresar con la satisfacción de haber ayudado a las personas por medio de consejos para que no les suceda ningún percance”, aseveraron los guardianes de las costas.

GUARDACOSTAS BUSCAN PREVENIR LA MUERTE

A las 6:00 de la mañana están preparados para el arribo de las primeras personas que llegarán a disfrutar del mar; el objetivo sin duda es dialogar con los turistas sobre el peligro de abusar de las aguas.

Según se informó a MiCartago.com, muchas personas hacen caso omiso de los consejos de los Guardacostas y luego, ante el cambio de la marea o por efecto de las corrientes, ven sus vidas en peligro y deben de ser rescatadas.

Muchos turistas que visitan las playas no conocen el comportamiento del mar y se colocan a sí mismos en situaciones que los ponen en peligro.

“Algunos se adentran en el mar y las corrientes los arrastran, por lo que siempre debemos estar pendientes, tanto en el mar como en la playa. Las recomendación que le brindamos a las familias es que tengan cuidado con los niños, ya que en muchos casos los descuidan mientras se bañan”, explicaron los Guardacostas.

Otro problema citado por las autoridades y que según se indica es muy común, es la ingesta de licor. Un ejemplo de esto fue el de un hombre que ingresó en estado de ebriedad y se adentró muchos metros, por lo que una corriente lo arrastró.

“Una embarcación particular que se encontraba cerca nos apoyó y lo rescatamos, pero su estado era crítico, por lo cual utilizamos todos los métodos para estabilizarlo. Su estado de ebriedad era muy fuerte con gran olor a licor y en esa condición procedimos a darle respiración boca a boca. Posteriormente lo trasladamos al hospital de Quepos, donde gracias a Dios lo pudieron salvar y así contribuimos a que este hombre siguiera  viviendo”, comentó Diego Vargas, oficial de Guardacostas.

Un Joven de Corralillo de Cartago fue arrebatado a la muerte y devuelto a sus familiares

Las historias son muchas, y en una de ellas los Guardacostas rescataron de la muerte a un joven de apellido Romero, de tan solo 16 años de edad, vecino de Corralillo de Cartago.

Según contaron los Guardacostas a MiCartago.com, aquel era un día de buen sol, la playa lucía esplendorosa e invitaba a meterse al agua.

La costa estaba totalmente llena de turistas que disfrutaban aquella belleza cuando de repente la voz desesperada de un hombre rompió los murmullos y las risas que imperaban, clamando por auxilio.

Los gritos del hombre no eran para menos, su hijo era arrastrado por una corriente marina. El pedido de auxilio fue escuchado por un oficial quien con su torpedo de salvamento se dirigió a salvar a este joven cartaginés a quien sólo se le observaba la mano derecha saliendo del mar.

Las personas salieron del agua para facilitar la acción de rescate y en la orilla sólo se escuchaba el llanto y la desesperación de los familiares.

En ese momento las horas de entrenamiento y preparación de los Guradacostas rindieron su fruto.

Luego de nadar y llegar hasta el joven, el oficial tuvo que aplicar técnicas de rescate para poder poner al menor en posición de salvamento, ya que el mismo muchacho, por las ansias de salvarse, lo impedía.

Pero gracias a la capacitación del rescatista, el joven vecino de Corralillo de Cartago está hoy con sus familiares y amigos.

No todas las historias tienen final feliz: El luto llegó a Oreamuno de Cartago

El Director del Servicio Nacional de Guardacostas, Comisario Martín Arias, comentó sobre la carta que familiares enviaron como agradecimiento por haber emprendido por varios días la búsqueda de dos muchachos vecinos de Oreamuno de Cartago que perecieron en las aguas de Playa Matapalo.

“Nos hubiera gustado que estas notas hubiesen llegado como agradecimiento por haber salvado a estos jóvenes, pues conocemos del dolor que embarga a esta familia, continuaremos luchando y previniendo a los turistas para evitar que el dolor llegue a más familias”, dijo el director de Guardacostas, Martín Arias, que para orgullo de todos los cartagineses, es hijo de la provincia de Cartago.

“Nuestra Dirección del Servicio de Guardacostas continuará capacitando a más jóvenes oficiales para que eviten que más personas perezcan en las playas" indicó el Comisario.

En sitios del Pacifico Central, como Quepos y Puntarenas, contamos con grupos de salvavidas, que desde ya se preparan para la Semana Santa para recibir a la gran cantidad de turistas que llegarán a estas playas”, concluyó Arias.

Foto: Martín Arias, director del Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica/ Esteban Leiva Picado para www.micartago.com

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com