INSTITUTO TECNOLOGICO CONSTRUYE UN EDIFICIO AMIGABLE CON EL AMBIENTE

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 2 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

La sede de San Carlos del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) contará con un nuevo edificio amigable con el ambiente. La edificación es la primera dentro del concepto de construcción sostenible del ITCR.

El edificio será el Centro de Transferencia Tecnológica y Educación Continua de la sede regional y tiene una serie de características que lo convierten en una edificación muy particular.

El inmueble está diseñado para que el viento lo recorra por completo, de modo que no se tenga que instalar un sistema de aire acondicionado. La estructura del edificio, así como su orientación, ayudan a que ingrese el aire fresco por debajo y salga el aire caliente por arriba.

Esto se traducirá en un ahorro energético y económico importante para la institución. El único lugar que tendrá aire acondicionado es el auditorio, puesto que por ser un lugar cerrado para visualizar proyecciones, no se puede refrescar por medio del viento.

Por otra parte, la edificación contará con un ingenioso sistema que reutiliza el agua de lluvia en los inodoros por medio de una estructura de descargas que permitirá colaborar con el ahorro de agua potable.

“El agua resbalará sobre el techo y caerá hasta el suelo, donde se construye un canal con piedras de río que evitarán que se salpique el interior del edificio. Este canal llevará el agua hasta un tanque desde donde se utilizará en los inodoros y en otros usos que no requieran agua potable”, explican representantes del ITCR en un comunicado.

Hugo Navarro, Director de la Escuela de Construcción del ITCR, comentó que una característica positiva adicional de este proyecto es que se busca además aprovechar el uso de materiales amigables con el ambiente.

Es por tanto que en la estructura que soporta el techo se utilizará madera de plantación, ya que se consume menos energía en su producción en comparación con otros materiales como el acero.

Asimismo, el techo no contará con canoas, puesto que mantener estas estructuras limpias en una zona tan lluviosa es costoso, y se quieren reducir gastos.

Además de no tener canoas, el techo tendrá una inclinación específica para colocar en el corto plazo paneles solares que ayuden a disminuir el consumo eléctrico y consecuentemente la factura de electricidad.

La cara este del edificio tendrá unos parasoles verticales, los cuales evitarán que los rayos del sol de la mañana ingresen al espacio y a la vez constituirán una característica arquitectónica estética.

La cara sur, por otra parte, será completamente abierta pero techada, para que de este modo haya una relación entre el parqueo y el interior del inmueble.

En el exterior, el área del Centro de Transferencia contará con pavimentos permeables en el parqueo y se sembrarán árboles nativos de gran follaje para que den sombra y se pueda mantener un ambiente fresco durante el año.

Todas estas características se unen para dar vida a un proyecto de ingeniería civil que se adecua a las exigencias no sólo tecnológicas sino ambientales de la actualidad.

Imágenes cortesía de Hugo Navarro, Director de la Escuela de Ingeniería en Construcción del ITCR

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com