SE CUMPLIERON 100 AÑOS DE QUE SE COLOCÓ LA PRIMERA PIEDRA DE LA BASÍLICA DE LOS ÁNGELES

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 3 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

El Lic. Carlos Oreamuno Toledo comenta, cómo un 7 de setiembre de 1912, Ricardo Jiménez Oreamuno junto Monseñor Juan Storke pusieron la primera piedra del Santuario Nacional, ya que el anterior templo de la Virgen de Los Ángeles había quedado muy dañado por el terremoto de Cartago de 1910.


Hace cien años se puso la primera piedra del Santuario Nacional y Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles

Por Carlos Alberto Oreamuno Toledo
Investigador e historiador mariano

Según los documentos históricos el día 7 de setiembre del año de 1912, el Excmo. Señor Obispo, Monseñor Juan Gaspar Stork, tercer Obispo de la Diócesis de Costa Rica, en compañía del entonces Presidente de la República, Lic. Ricardo Jiménez Oreamuno; el Gobernador de Cartago Dr. José María Peralta y el Cura Párroco de Cartago; Pbro. Mardoqueo Arce colocaron la primera piedra de la Basílica.

Junto a ellos se encontraban otra serie de personalidades del campo eclesiástico y civil, y en especial, gran cantidad de fieles devotos a Nuestra Señora de los Ángeles.

Aquel día  procedieron a bendecir y colocar la primera piedra de lo que sería el nuevo templo en honor a la querida Patrona y Reina de Costa Rica, La Negrita de Los Ángeles, ya que el devastador terremoto de Santa Mónica, ocurrido el día 4 de mayo del año de 1910, destruyó casi por completo la casa de la Reina de los Ángeles.

Cabe destacar que no era la primera vez que un  suceso trágico de estos,  destruía el templo, ya para el  en el año 1639,  se  había construido una pequeña ermita para albergar y dar culto a la imagen encontrada en el año de 1635, tal es la  devoción a su culto, que las autoridades correspondientes a finales de 1674, inician la construcción de un templo digno, a pesar de la penalidades económicas con que se vivía en la época.

Con grandes esfuerzos se empieza la construcción y ya casi terminada la misma en 1715, un fuerte temblor la daña parcialmente y deben abocarse a su restauración, para concluirla entre 1723 a 1727.

La fatalidad toca a Cartago y el 7 de mayo de 1822, fue destruido totalmente por el terremoto de San Estanislao, de nuevo, cantidad de fieles devotos bajo la dirección de una junta, deciden levantar un templo a la Señora de Costa Rica.

Se inicia la construcción en 1824, año mismo que se le otorga el Patronato Oficial y esta es terminada en el año de 1833, donde el 2 de setiembre del año 1841, otro terremoto destruye gran parte de la ciudad de Cartago, pero para bendición, el templo no sufrió grandes daños.

El  4 de mayo de 1910, la vieja metrópoli de nuevo es sacudida y destruida por el terremoto de Santa Mónica, solo dolor y tristeza se vivía en Cartago, y más dolor se sentía cuando se veía la casa de La Negrita totalmente destruida.

El tesón de los cartagineses se pone a prueba de nuevo y casi de inmediato se abocan a la  tarea de la construcción del nuevo templo, y  el 7 de setiembre de 1912, es colocada la primera piedra del que sería un templo construido en base a los lineamientos técnicos avanzados, especialmente una estructura a prueba de terremotos.

Por tal razón se escoge el proyecto presentado por el Ing. Luis Llach y la obra es dirigida por don Ramón Picado. A lo que se refiere al templo y la fachada estuvo a cargo del Ing. José Fabio Garnier, la construcción del templo y fachada se termina aproximadamente después del año de 1930.

Descripción del Santuario Nacional y Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles

A cien años de haberse puesto la primera piedra del templo, podemos describir el Santuario Nacional y Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles,  de la siguiente manera:

Este templo cuenta con el frontispicio o fachada, además de planta baja, tiene forma de cruz griega, de cemento armado reforzado con varilla, madera, acero y bloque, tiene una serie de estilos tales como:
arte romano bizantino y morisco. 

Tiene dos cúpulas grandes y cuatro pequeñas, así como dos torres con sus respectivos campanarios. En la fachada principal encontramos un bajorrelieve, donde se recuerda la forma en que fue hallada la imagen por Juana Pereira, asimismo en la parte superior se encuentra una escultura de la Virgen María con el Niño en sus brazos y a cada lado un ángel que sostiene un lienzo,  en el que está escrito: Reina de los Ángeles ruega por nosotros.

En la parte de mayor altura de la misma encontramos una imagen de San Miguel Arcángel resguardando la casa de la Patrona y Reina de Costa Rica.

En la parte interna del templo llama la atención la cantidad de columnas que esta posee, ya que da una sensación muy especial de encontrarse en un lugar celestial, estas columnas como las paredes internas cuentan con una serie de adornos pintados armoniosamente al estilo propio de la basílica, asimismo los pisos son de finos mosaicos muestras de arte propias de la época.

En el presbiterio armoniosamente construido con su altar, ambón y sede, encontramos el trono, donde en la parte principal está colocada la imagen de la Virgen, con sus adornos, atuendos y con la corona conferida en 1926 por Roma, en la parte superior una escultura de San Miguel y a los lados figuras de diferentes ángeles, en el expositor del mismo se encuentra un crucifijo que según los entendidos, es una de las obras de arte religioso más valiosas que existen.

Este altar fue construido alrededor del año de 1777 y declarado Altar perpetuamente privilegiado en el año de 1944, por Monseñor Víctor Manuel Sanabria M, II Arzobispo de San José, a los lados del mismo encontramos dos valiosas pinturas, a la derecho lo que se llama El Milagro del Mar y a la izquierda; una representación del hallazgo, obras de arte plasmadas por el famoso pintor don Roberto San Vicente.

Al frente también encontramos en su orden al centro el Escudo de Costa Rica, a la derecha el escudo de Cartago y a la izquierda el escudo del Estado Vaticano.

Al lado derecho del presbiterio está la capilla del Santísimo Sacramento del Altar donde El Santísimo permanece expuesto perennemente. Al lado izquierdo del presbiterio encontramos el baptisterio y las salas de reconciliación.

Al centro a la izquierda está la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, el Inmaculado Corazón de María y San José y al centro a la derecha: la capilla al Nazareno, La Dolorosa y San Juan.  

Engalana este santuario una fina colección de 33 vitrales traídos de Alemania en el año de 1924, con motivos marianos y alusiones propias a Nuestra Señora de los Ángeles, el hermoso pulpito toda una obra de arte, el santo  vía crucis y sin faltar el órgano uno de los mejores en calidad de América Latina.

El 1977 se realiza un refuerzo en las paredes con el fin de darle mayor seguridad y estabilidad al templo y con el fin de brindarle una mayor comodidad al peregrino desde el año de 1992, siendo Rector y Párroco El Pbro. José Francisco Ulloa Rojas, se empiezan a realizar una serie de obras de remodelación en el complejo del santuario, para ingresar a la piedra del hallazgo se realiza por la parte trasera del templo y esta a su vez tiene una comunicación directa con la pila del agua bendita, asimismo en sus alrededores la basílica esta engalanada con bellos jardines, así como la antesala de la misma: la plaza del santuario y su templete.

Foto: El Santuario Nacional Basílica de Nuestra Señora de Los Ángeles, la primera piedra de su construcción se puso un 7 de setiembre de 1912, fue consagrado el día 23 de abril de 1994. Imagen del archivo de Carlos Oreamuno Toledo para www.MiCartago.com

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com