CUANDO NACE UNA NIÑA

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 4 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

En un comentario Fraser Pirie aborda, la responsabilidad de ser padres, la felicidad por la llegada de un nuevo familiar y da un vistazo a la salud pública de Costa Rica y a la historia de la Clínica Bíblica.

 

CUANDO NACE UNA NIÑA

Por Fraser Pirie


Costa Rica hoy día es un ejemplo ante el mundo en muchos aspectos. Los servicios de salud son excelentes y para nosotros es natural ese estado de bienestar. Cuando se fundó la Clínica Biblica en 1921, la tasa de mortalidad en niños era de 365 por cada mil y ahora es de 9.

La expectativa de vida era de apenas 40 años y hoy día es casi de 80 años. Pero llegaban aquellos grandes próceres, como Carlos Duran Cartín, Ricardo Moreno Caños, y Solón Nuñez Frutos que trabajaron incesantemente por la salud pública.  


Mi recuerdo de la Clinica Bíbllica empezó despues del terremoto de Nicoya de 1950 y toda la vida ha sido nuestro hospital. Muchos podrán recordar a la Doctora Cámeron quien manejaba la Clinica Biblica. Mis hijos y ahora una tercera generacíon nacía en la legendaria Clínica Bíblica. Era natural volver a los salones sagrados de la curación de miles. Pero ahora al entrar al modernísimo hospital y subir en ascensor al quinto piso de maternidad, se nota que son otros tiempos.


La niña que se esperaba, nacía el mismo día y la misma hora de su padre años atrás. Al estar sentados y a la espera, de pronto salió una pequeña comitiva de enfermeras llevando una incubadora portátil con un domo plástico transparente y adentro una bellisima niña con los pies doblados en el aire. El doctor me hacía señales para que viera la bella criatura que me convertía en abuelo. Boquiabierto, vi la nueva generación entrar al mundo. El supuesto doctor, era mi irreconocible hijo, que le permitieron entrar a la sala.


Su madre se recuperaba de la cesárea y duraría una hora más. Mientras tanto, unos minutos despúes le pusieron la bebé a dormir en su pecho, al estilo canguro,  pegada a la piel, para que sintiera el apego de su padre. El contacto físico es indispensable en los primeros minutos de vida de una criatura. El olor, la sensacion de la piel y el latido del corazón feliz de un padre realizado, duraran para toda la vida. Cuando ya su valiente madre estaba de vuelta, la bebé le fue entregada para que empezara a comer.


¡Hemos sido testigos de un milagro recurrente! El primer respiro, el aliento de la vida, que depara retos y aprendizajes atraves de la existencia. Porque una vida es una aventura que puede estar llena de inseguridades o momentos ejemplarizantes, según la educación que le den sus progenitores.


¿Cómo seran los padres? ¿Responsables o escurridizos como algunos que no saben festejar el milagro que significa un hijo? La responsabilidad paternal es un admirable instituto, que hace que un joven se vuelva hombre de verdad y la responsabilidad maternal hace de una joven,  dichosa madre para el resto de sus días.

 ¡Soy testigo del maravilloso milagro de la vida!  

Fraser Pirie R.
Aguacal1@yahoo.com

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (4 posted)

  • Posted by luzmaría, 15 November, 2012
    D. FRASER ENHORABUENA, Q DISFRUTEN DE LA NIETA CON MUCHAS BENDICIONES. UN AFECTUOSO SALUDO.
  • Posted by VICO, 17 October, 2012
    Tiene usted absolutamente toda la razón, me avergüenzode mi mismo, no sé en que momento escribí ese comentario. Pido disculpas tanto a don Fraser, no merecía semejante grosería, y a los contertulios, que tampoco merecen tener que leer semejantes impertinencias. Disculpen por favor. Goethe, Johann Wolfgang: El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio. Franklin, Benjamin: Sólo el hombre íntegro es capaz de confesar sus faltas y de reconocer sus errores.
  • Posted by ESTIMADO VICO, 10 October, 2012
    Siempre leo sus comentarios en los reportajes, algunos muy acertados, otros que van al analisis y la crítica. Pero veo otros que usted se queja solo por quejarse, las historias de don fraser son muy bonitas, si la familia de el pudo pagar la clinica biblica pues logico que fue por eso precisamente porque pudieron pagarla, creo que su crítica debería tal vez, y se lo digo con respeto, debería ir orientada a que se mejore la atención en los hospitales del estado y que la brecha entre uno publico y uno privado no sea avismal. no es criticable que alguien que puede pagar, vaya a recibir mejor tratamiento medico en un centro privado. lo que es criticable es que los que pagan un seguro reciban una atención que algunas veces podria catalogarse de infrahumana.
  • Posted by VICO, 09 October, 2012
    Su familia es privilegiada don Fraser, porque en la mía, como en la gran mayoría de las familias cartaginesas, nuestras madres se iban a mejorar al Max Peralta o a la Carit.
Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com