LA MISA CRISMAL Y RENOVACIÓN DE PROMESAS SACERDOTALES EN CARTAGO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 2 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

El 28 de marzo, Jueves Santo, a las 9 AM en la Catedral de Nuestra Señora del Carmen en Cartago, tuvo lugar la Misa Crismal, en la que los sacerdotes renuevan su promesa sacerdotal y se consagran los Santos Oleos.

Todo los sacerdotes que sirven en la Diócesis se reunieron en la catedral, no solo para recordar el día en que Jesús, en la Santa Cena, instituyó el ministerio del sacerdocio, sino también para renovar su compromiso con la iglesia y con Jesús, y llevar los tres oleos con los que ungirán a los enfermos, bautizarán y darán la unción a quienes parten de este mundo.

Monseñor José Francisco Ulloa Rojas, presidió la ceremonia, siendo fiel a su personalidad amiga, inició compartiendo una anécdota  familiar, en la que su abuelo siempre le recordaba que había tres jueves muy importantes en el año, siendo estos el Jueves Santo, el Corpus Cristi y el jueves de la Asunción.

Así inició Monseñor quien dijo muy contento: “Hoy estamos en uno de esos importantes jueves, el Jueves Santo en el que Jesús nos dio grandes regalos, nos dio su amor y un mandamiento nuevo diciendo  “ámense los unos a los otros como yo los he amado” y demostrándolo con el lavado de pies a sus discípulos. El otro regalo que nos dejó fue la Eucaristía en la que Jesús se da a nosotros y como tercer regalo, su amor permanente y eterno pues el nos dijo “yo estaré con ustedes hasta el fin de los siglos” quedándose por medio del sacerdote quien consagra y brinda la Eucaristía” explicó el Obispo.

Dentro de las celebraciones del Jueves Santo está precisamente esta Misa Crismal, los sacerdotes renuevan su promesa de servir y se hace este día porque en él se recuerda la institución del Ministerio Sacerdotal. Cada hombre de Dios se formó frente al altar y en voz alta hicieron la renovación.

Monseñor Ulloa saludó a los sacerdotes y pidió a los presentes orar por ellos que se encuentran en cada comunidad sirviendo y ejerciendo el ministerio sacerdotal e hizo extensivo su saludo a los diáconos y seminaristas.

“Esta Misa nos hace revivir el sacerdocio de Jesús Cristo, quien consagró al sacerdote para servir a Dios, los sacerdotes hemos sido consagrados a servir a Dios y la fe. Hoy se renueva y reafirma la promesa de servir a Cristo, servir es la base de la función del sacerdote adoptando la figura de Cristo, identificado con él y como administrador de un ministerio de Dios” dijo Ulloa.

Los Santos Oleos

La Misa Crismal también se consagra los aceites que cada sacerdote llevará a sus templos. Se trata del óleo de los catecúmenos usado para el bautismo, el óleo de los enfermos y el óleo para quienes les corresponde ir al reino de Dios.

Los aceites son presentados al altar, donde el Obispo realiza la bendición y acto de consagración, uno de ellos lleva un paso especial pues es perfumado que es el aplicado a los difuntos.

En esta Misa Crismal, Monseñor Ulloa reunió a todo su presbiterio uniéndose a ellos junto a la comunidad para que tanto sacerdotes y laicos trabajen por la fe y vivan el amor legado por Jesús.

Foto: En la Misa Crismal los sacerdotes renuevan sus promesas sacerdotales y se consagran los Santos Oleos usados en la Iglesia. // Imágenes de Esteban Leiva para www.MiCartago.com

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com