JUNIO: MES DE CENSO AGROPECUARIO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 0 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image
Tres semanas han transcurrido desde que 2.200 personas iniciaron un trabajo de campo que se extiende de lunes a sábado, de costa a costa y de frontera a frontera. 

Se trata del VI Censo Nacional Agropecuario (CENAGRO), el cual llega este 2014 con 30 años de rezago para tomar una fotografía de la realidad agropecuaria de todo el país.

El encargado es el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), entidad que desde el año anterior planea y evalúa los procesos operativos, las boletas censales y la capacitación de los censistas en lo que es la primera etapa del estudio.

El trabajo de campo, el cual constituye la segunda fase del censo, se lleva a cabo en todos los rincones del país y Cartago no es la excepción. 

Cada día, desde las 7:00 de la mañana, 200 censistas visitan varias fincas de las 20.000 que se ubican en 72 distritos de la Región Central Oriental, la cual incluye la provincia de Cartago, los vecinos cantones de Tarrazú, Dota y León Cortés, y algunos distritos josefinos.

En su mayoría vecinos de la región a su cargo, los censistas se arman de chaleco, maletín e identificación oficiales para entrevistar a los finqueros.

Así lo hace Guadalupe Gómez, residente de Tierra Blanca, a quien micartago acompañó en una mañana de trabajo en el norte de Cartago. 

Treinta minutos en promedio le bastan a la censista para registrar datos muy valiosos sobre el tipo de productos que se siembran, las actividades pecuarias, el tipo de maquinaria empleada y los agroquímicos utilizados, entre otra información técnica que se maneja con absoluta confidencialidad.

Un censo piloto ejecutado el año anterior en Tierra Blanca de Cartago y Florencia  de San Carlos sirvió de base para evaluar los instrumentos a utilizar, los cuales tomaron en consideración recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), así como las boletas censales de diez países latinoamericanos.

Un proceso de comunicación constante entre la censista y el INEC permite a ambas partes llevar un control de la cobertura del censo, así como una georeferenciación de las fincas.

Una vez concluida la recolección de los datos, el INEC procederá con la tercera y última etapa, que consiste en procesar la información de cerca de 130.000 fincas a nivel nacional.

Los resultados tabulados se tendrán en dos momentos. Para diciembre de 2014 se espera publicar generalidades a nivel país sobre algunas de las variables incluidas en el estudio, mientras que el INEC  proyecta tener los datos finales desglosados por provincia, cantón y distrito para abril de 2015.

Lautano Ayon, coordinador de la región de Cartago, recalcó a este medio la importancia del censo para llenar vacíos informativos de tres décadas con datos que servirán para plantear políticas públicas a nivel nacional así como para una mejor comparabilidad internacional. 

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com