HELECHOS Y PIÑAS, VÍAS PARALELAS DE CONTAMINACIÓN

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 3 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

Comentario de Alexander Bonilla sobre el cultivo de los helechos en Cartago que, si es realizado de manera irresponsable, es tan contaminante como las plantaciones de piña, compromete la salud y el agua de las futuras generaciones

 

Helechos y piñas: vías paralelas …de contaminación

 

 

Por Alexander Bonilla D

Los pueblos se están sublevando por la contaminación de mantos acuíferos en zonas de plantaciones de piña en el Atlántico y zona Norte de Costa Rica. En los últimos días el enfoque ha estado en estas plantaciones de piña.

Pero se ha dejado de lado algo similar que ocurre a diario en Plantaciones de helechos en las estribaciones de la Cordillera Central, llámese Poás, San José de la Montaña, Norte de Heredia, Norte de Cartago.

Para mi ambos casos son graves. Pero todavía mas alarmante son las contaminaciones que provocan los helecheros (los irresponsables) porque están impactando los mantos acuíferos de importantes zonas de recarga, que abastecen a gran numero de comunidades en el valle central.

En ambos casos las denuncias por contaminación van paralelas y lo que se publica es similar para ambas actividades. Esto se dice:

  • daño a mantos acuíferos.
  • se cultiva hasta los bordes de importantes fuentes de agua.
  • se atenta contra la salud e integridad física de trabajadores y vecinos de plantaciones.
  • se ha deforestado zonas de bosque para ampliar áreas de cultivo.
  • problemas de erosión por la denudación de los suelos.
  • se perforan pozos para agua sin planificación adecuada.
  • crecimiento desmedido de los cultivos.
  • violación de normas constitucionales y ambientales.
  • violación de la ley forestal y de aguas.
  • problemas sanitarios en trabajadores.
  • mal manejo de desechos.
  • problemas con los estudios de impacto ambiental y denuncias de actuación de la Setena.
  • vecinos denuncias y agotan vías legales establecidas.
  • Autoridades sanitarias y ambientales no toman decisiones. Hay burla a los vecinos afectados.
  • Casos van y vienen a la Defensoría de los Habitantes y la Sala IV. Y nada pasa.
  • Sitios como La Chayotera ,Fraijanes , Sabana Redonda, San Rafael de Poás, San José de la Montaña, Pital, Venecia, Siquirres, Oreamuno de Cartago, etc. ya son familiares en los medios informativos, salas y tribunales de denuncia ambiental. Estos pueblos tienen algo en común: la desgracia de saber que le están envenenando su tierra y su líquido vital, el agua.
  • Investigaciones de centros universitarios y análisis de la calidad del agua abundan sobre la piña y los helechos.
  • Los bloqueos por la defensa del agua, reuniones de la comunidad, programas de radio y televisión denunciando los hechos, son cada día mas comunes.
  • Peticiones de mayores controles por parte del Minaet, Ministerio de Salud, Municipalidades abundan en ambos casos.
  • Diputados, autoridades ,académicos, ambientalistas, claman por ayuda a los pueblos afectados y se hacen escuchar en los foros del país y fuera de aquí.
  • Los empresarios se burlan de los afectados. Anteponen lo económico a la salud y la ecología. Ellos nunca hacen nada. Son los perseguidos.

 

Sobre esta historia de la contaminación de helechos y piñeras se podrían escribir libros enteros y nunca se acabaría. No hay voluntad política ni institucional para parar la defensa del principal recurso que hoy cuenta el país: el agua potables para las comunidades.

No es que estemos en contra de la actividad Piñera o helechera. No. Estamos contra los malos empresarios y el desarrollo de la actividad sin una real planificación ambiental. Estamos en contra de las autoridades municipales, sanitarias y ambientales que no aplican las leyes y reglamentos para cerrar a las empresas contaminadoras.

Yo creo que en estas actividades de paralelismo de contaminación ambiental, también se da un paralelismo de compadrazgo entre el poder político y económico.

Se demuestra que por mas que una empresa agrícola contamine y viole la normativa ambiental, esta nunca va a ser cerrada o clausurada en forma definitiva, porque hay grandes compromisos entre esos poderes, derivados, de seguro, de las aportaciones dadas en las campañas políticas.

Algo hay que hacer por mas que el poder político y económico se abracen con las piñas y los helechos, porque ya el pueblo está comprendiendo que aunque el aporte en fuentes de empleo de estas actividades es importante, mas importante es tener garantizada el agua pura para las actuales y futuras generaciones.

El valor del agua hará tambalearse al paralelismo contaminador. Esto deben comprenderlo. Es cuestión de tiempo. Sucederá aquí o en los mercados internacionales. Que el gobierno y los malos empresarios no lloren mañana por lo que no han sabido defender hoy.

Alexander Bonilla D  

alebodu@hotmail.com

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com