DE JUAN VIÑAS AL CONGO PASANDO POR EL INFIERNILLO

  • email Email to a friend

Did you enjoy this article?

(total 80 votes)
Adjust font size: Decrease font Enlarge font
image

Pasadas las nueve de la mañana comenzamos nuestro recorrido de aproximadamente 6 kms, casi todo el trayecto por la Hacienda Juan Viñas y sus cañales, pero también, con algunas partes de café en una ladera que debería ser montaña: "Angurrientos" como diría mi abuela.

Allá abajo, en una pequeña llanura, a mitad de camino, Santa Marta, antes Infiernillo, con su destartalada estación donde muchas veces hizo parada el Ferrocarril al Atlántico, que guarda eso sí para la posteridad, el andén construido con piedra, tallada a mano.

Los últimos recovecos del camino nos acercan al Río Reventazón, el viejo puente de madera que lo cruza en muy mal estado y la Planta de Generación Hidroeléctrica de Cachí, del Instituto Costarricense de Electricidad, donde Grevin Calderón Miranda, con la experiencia de muchos años como técnico, solventa las inquietudes del grupo: la capacidad de producción instalada, las subestaciones que distribuyen la energía, la magia del agua haciendo rotar las tres turbinas generadoras de electricidad y para terminar, todo el control del proceso desde el puesto de mando, manejado por él o su compañero o por el Centro de Control Nacional de Energía ubicado en La Sabana en San José.

Una experiencia que nos enriqueció a todos, en una planta de generación que cuarenta años después de inaugurada sigue siendo fundamental para llevar electricidad a los hogares, comercios y empresas en muchas partes de nuestro país.

  • email Email to a friend

Post your comment comment Comments (0 posted)

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com

More News

Contacte a Mi Cartago info@micartago.com